Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Investigación médica

Resonancia magnética

Una prueba inocua, muy útil, y en algunos casos imprescindible para detectar enfermedades

La resonancia magnética es un avanzado método de obtención de imágenes del cuerpo humano. Frente a otras técnicas de radiodiagnóstico, permite distinguir con bastante claridad todos los tejidos (grasa, músculos, tendones, ligamentos, vísceras y distintas estructuras), además de los huesos. Inicialmente se prescribía para explorar el sistema muscoloesquelético y nervioso, aunque su uso se extiende cada vez más a otras áreas como el estudio del corazón, el abdomen, el tórax o el sistema vascular. Los expertos aseguran que se trata de una prueba inocua cuyo principal inconveniente suele ser la sensación de claustrofobia que produce estar en el interior de una especie de túnel.

Medidas contra la claustrofobia

La angustia que puede producir el permanecer varios minutos en reposo absoluto en una especie de túnel es, según el doctor José Marcos y Robles, responsable de Radiodiagnóstico de la Clínica La Luz de Madrid, “un problema de mentalización”. Este especialista ha visto casos de personas a los que la claustrofobia les impide someterse a la prueba con tranquilidad. Ante situaciones como ésta, los médicos recurren en ocasiones a la música para sosegar a los pacientes o simplemente les convencen de la importancia de la prueba. Si el enfermo no lo soporta se suspende la exploración o se le aconseja que la lleve a cabo en un equipo denominado abierto cuyo imán está dividido en tres trozos, lo que evita la sensación de encierro. “El paciente se puede llegar a sentir un poco más tranquilo, pero los resultados no son los mismos”, afirma el doctor Dávila. Otra queja frecuente es el ruido que hace la máquina, aunque este inconveniente es más fácil de sobrellevar. Un factor que ayuda es que se permite la entrada al recinto de acompañantes durante el examen y que en ocasiones, si el paciente lo pide, se le puede sedar.

Consentimiento escrito

Antes de llevar a cabo la RM los pacientes deben firmar un consentimiento escrito. Todos los especialistas consultados para este reportaje coinciden en que se trata de un protocolo ineludible y de estricto cumplimiento. “Se trata de una hoja informativa donde se detallan brevemente las características técnicas, las recomendaciones y las contraindicaciones relativas y absolutas de la resonancia magnética”, dicen las doctoras Arjonilla y Fontoira. “Este documento sirve como información y protección para el paciente”, añade el doctor Lafuente.

La duración de una exploración a través de resonancia magnética puede oscilar entre 20 y 60 minutos. La duración de una exploración a través de resonancia magnética puede oscilar entre 20 y 60 minutos Por lo general se saca un buen número de imágenes que el médico analiza, selecciona, imprime o guarda en un CD Rom. También se pueden imprimir en plástico o en papel para enviar el informe correspondiente al especialista que prescribió la prueba. Normalmente los radiólogos se especializan en áreas, lo que permite alcanzar una máxima preparación científica que facilita y agiliza el diagnóstico.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones