Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Investigadores británicos prueban la eficacia de un tratamiento para curar la alergia al cacahuete

Si se confirman los resultados, la terapia podría estar disponible en dos o tres años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 febrero de 2010

cacahuete o maní. Si los resultados se confirman con el nuevo estudio, los científicos creen que el tratamiento para esta alergia podría estar disponible en dos o tres años. El anuncio ha sido realizado en el encuentro anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, que se celebra estos días en San Diego (Estados Unidos).

En esta investigación, en la que participarán un total de 104 niños de entre 7 y 17 años que padecen esta alergia, se probará el tratamiento conocido como “terapia de desensibilización”. Los participantes consumirán cada día pequeñas cantidades de harina de cacahuete que se aumentarán de forma progresiva, de un miligramo al equivalente a cinco cacahuetes, hasta desarrollar una tolerancia. La investigación se prolongará durante tres años.

La alergia a este alimento es bastante frecuente, según explica el autor de la investigación, el doctor Andrew Clark, ya que en los países occidentales afecta a un 2% de la población, sobre todo niños y adultos jóvenes. A diferencia de otras alergias a alimentos, como a la leche de vaca, no suele desaparecer con el paso del tiempo y entre los síntomas más frecuentes que provoca su consumo están los problemas respiratorios, escozor y, en los casos más severos, se corre el riesgo de padecer un choque anafiláctico sólo con comer alguna comida con restos de cacahuete.

Los autores de este ensayo clínico confían en que este tratamiento ahora pueda tener éxito ya que las pequeñas dosis de cacahuete en forma de harina van a ser ingeridas por los participantes mezcladas en yogur y no inyectadas en forma de extracto o aceite. Este ensayo, el más grande de este tipo hasta la fecha, ofrecerá “una idea definitiva sobre si este tratamiento funciona y es seguro”, apunta Clark.

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS) financiará este proyecto con un total de 1,5 millones de dólares -unos 1,1 millones de euros- después de que un estudio previo realizado con 23 voluntarios intolerantes a este fruto seco haya demostrado que, tras un año de tratamiento, consiguieran comer hasta 32 cacahuetes con seguridad.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones