Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Investigadores estadounidenses han conseguido producir series de células madre sin destruir el embrión

Este método podría rebatir las objeciones éticas al uso de células madre

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 24 agosto de 2006

Este método, que no provoca la muerte de los embriones, podría rebatir las objeciones éticas, sobre todo del gobierno estadounidense, para justificar la prohibición de toda financiación federal destinada a sufragar las investigaciones creadas después de agosto de 2001 sobre series de células embrionarias humanas.

Los científicos del Advanced Cell Technology Inc. (ACT) de Massachusetts, que el pasado año lograron producir cinco series de células madre a partir de embriones de ratas, adaptaron su técnica al hombre, según un artículo publicado ayer en Internet de la revista científica "Nature".

Tal y como se explica en la noticia, los especialistas usaron dieciséis embriones supernumerarios sacados de la fecundación en probeta y extrajeron de cada uno una sola célula con una micro-cánula.

Este método sigue las pautas del utilizado para efectuar un diagnóstico previo a una implantación, al que se recurre en caso de riesgo de enfermedad genética hereditaria para seleccionar, después de una fecundación "in vitro", los embriones indemnes, antes de implantarlos en el útero maternal.

Los científicos Robert Lanza, Young Chung y sus colegas han explicado para "Nature" que tras pasar unas horas, la única célula extraída se reproduce obteniéndose así otras células que "podrían ser utilizadas a la vez tanto para exámenes genéticos como para la producción de series de células madre" sin que esto afecte el desarrollo del embrión.

Aún no diferenciadas o especializadas, las células madre embrionarias son capaces de evolucionar para reemplazar cualquier célula humana, como las cardiacas y las nerviosas, lo que da esperanza para el desarrollo de futuras terapias como el transplante de células cardiacas después de un infarto, por ejemplo.

Los seres humanos contamos con más de 200 familias diferentes de células que emplean progresivamente de manera distinta los mismos genes, a medida que se especializan. Cultivadas en laboratorio, las células madre, extraídas de un embrión en los primeros días de su desarrollo, producen con el mismo patrimonio genético que el embrión de origen series de células, que se pueden producir en cantidad casi ilimitada.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones