Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La Consejería de Sanidad canaria recuerda que la radiación solar puede provocar degeneración macular

Además de en la mácula, el sol también puede causar daños en la córnea y en el cristalino

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 15 agosto de 2005
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recuerda que los ojos requieren un cuidado especial durante el verano. La alta radiación solar se puede convertir en su peor enemigo y causar importantes lesiones oculares. Una de las más graves es la degeneración macular, una afección que supone la segunda causa de ceguera en los países desarrollados, sólo por detrás de la retinopatía diabética.

La mácula se encuentra en la parte central del ojo y es donde más se concentran las células fotorreceptoras, es decir, las que captan la luz y aportan la nitidez a la visión. Cuando existe degeneración macular estas células dejan de hacer su trabajo y la consecuencia es que se produce una mancha en la visión que, en los peores casos, puede llevar a la ceguera.

La degeneración macular afecta sobre todo a personas mayores de 60 años, por lo que es muy importante que durante el verano se protejan los ojos con gafas de sol con filtros eficaces y homologados. Así, es convenient e que las gafas se adquieran en ópticas y centros especializados por ser la mejor manera de garantizar que las lentes están protegiendo de forma adecuada los ojos.

Se trata de una recomendación que es extensible a todas las edades, no sólo para evitar la degeneración macular en un futuro, sino para prevenir otro tipo de lesiones y molestias oculares, ya que los rayos de sol resecan e irritan mucho los ojos.

El sol también puede provocar daños en la córnea, que es el recubrimiento que protege el iris y el cristalino. Puede sufrir lesiones que cursan con dolor e incluso pérdida de visión temporal. Es la llamada fotoqueratitis y sus síntomas aparecen varias horas después de la exposición al sol en forma de lagrimeo, sensación de cuerpo extraño y fotofobia.

Además de la córnea, el sol puede dañar el cristalino. Es la parte del ojo que absorbe y filtra la radiación ultravioleta para que no llegue a la retina. Si sufre una excesiva exposición a la luz solar se pu ede dañar. En concreto, se produce una opacidad que dificulta el paso de la luz y, por tanto, enturbia la visión.

Etiquetas:

ojos peligros sol

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones