Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La cuarta parte de los españoles admite dormir peor que el año pasado a causa de los problemas laborales y el miedo al paro

Un 30% de la población tiene, al menos, alguna de las manifestaciones propias del insomnio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 26 octubre de 2010
Una cuarta parte de los españoles manifiesta que duerme peor que el año pasado. De ellos, uno de cada cinco lo achaca a los problemas laborales y el miedo al paro. A pesar de que el 51% de la población dice "dormir igual" este año que el pasado, e incluso un 12% reconoce "dormir mejor", la crisis afecta al sueño de los españoles, ya que sus efectos superan, por primera vez, a las preocupaciones relacionadas con la familia y la salud, según una reciente encuesta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), basada en 1.000 entrevistas telefónicas.

El estudio indica que un 30% de la población tiene al menos alguna de las manifestaciones propias del insomnio, aunque en su forma crónica afecta sólo al 10% de la población, según la última Guía de Práctica Clínica del Insomnio en Atención Primaria. "Cualquier situación de crisis social causa mayor estrés a grandes grupos de población y no es aventurado decir que al menos el insomnio transitorio ha podido aumentar", admite el doctor Antonio Vela, profesor de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Madrid y responsable del Laboratorio del Sueño Humano.

Vela advierte de que la capacidad de cada individuo para conciliar el sueño "depende de su capacidad para hacerle frente al estrés", una habilidad que está influenciada por factores familiares, pero también por el factor aprendizaje. "Hay una tendencia a sufrir insomnio si los padres también suelen padecerlo. Creemos que podría haber una predisposición genética", señala el doctor, para quien el perfil del insomne es el de una persona obsesiva, con problemas para expresar sus sentimientos y con "alta emocionalidad", es decir, que se alarma con facilidad ante el estrés.

"Las características de la persona vulnerable a padecer insomnio en situaciones de estrés son la facilidad para activarse, cavilar mucho y mucha actividad cognitiva (pensamientos) antes de dormirse", explica Vela. Una característica psicológica de los insomnes es la tendencia a interiorizar las emociones. Por ello, expresarlas de modo adecuado puede ayudar a prevenir el insomnio, añade.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones