Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La Fiscalía investigará si una bacteria causó 18 muertes en el Hospital 12 de Octubre de Madrid

El centro hospitalario niega que "Acinetobacter baumanii" sea "responsable directo" de los fallecimientos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 12 mayo de 2008
La Fiscalía General del Estado investigará las 18 muertes registradas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital 12 de Octubre de Madrid que algunas informaciones vinculan con una bacteria, según anunció la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Algunos medios han señalado que entre 2006 y este año se produjeron esos fallecimientos a consecuencia de la bacteria "Acinetobacter baumanii" multirresistente a los antibióticos, mientras que el hospital ha negado dicho extremo.

Además, la bacteria ha afectado a 252 pacientes a lo largo de estos dos años, de los que 101 han fallecido, aunque sólo en 18 casos "la muerte fue atribuible a la bacteria", según indica una investigación del centro médico. "Es un hecho realmente muy grave y muy lamentable la perdida de vidas humanas por las razones que aparentemente se han producido", dijo Fernández de la Vega. "El Fiscal General del Estado ha abierto diligencias para investigar el origen y la causa de estos trágicos fallecimientos", añadió.

Presencia habitual en las UCI

Por su parte, el director gerente del hospital, Joaquín Martínez, negó ayer que las 18 muertes se deban a la bacteria, ya que el "Acinetobacter" "por sí mismo no produce la muerte y por lo tanto no es el responsable directo del fallecimiento de los pacientes en la UCI", y explicó que desde abril no hay ningún enfermo con la bacteria.

El director gerente del hospital, Joaquín Martínez, afirma que el "Acinetobacter" "por sí mismo no produce la muerte"

"Su presencia es habitual en las UCI de todos los hospitales del mundo, como se desprende de las publicaciones periódicas de los centros de control de enfermedades infecciosas", subrayó Martínez.

Por su parte, el responsable de Medicina Preventiva, José Ramón de Juanes, explicó que los pacientes críticos "fallecen por su patología, acompañándose excepcionalmente de una infección por 'Acinetobacter baumannii' multirresistente u otros tipos de microorganismos, porque son más vulnerables por sus problemas de salud". Además, el jefe de la sección y responsable de la UCI, Juan Carlos Montejo, indicó que la información ha sido extraída de un estudio científico que va a ser presentado en los próximos días en el congreso de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica y los datos "deben ser analizados única y exclusivamente desde el punto de vista científico".

Los responsables del centro quisieron transmitir un mensaje de tranquilidad a la población y los pacientes que son tratados en el hospital, asegurando que siempre han seguido las recomendaciones que el Servicio de Medicina Preventiva ha dado respecto al control de las infecciones nosocomiales en todas sus unidades y servicios.

Muerte de tres bebés

Desde la Asociación El Defensor del Paciente han asegurado que tenían conocimiento de que en el Hospital 12 de Octubre se estaban produciendo "muchas infecciones hospitalarias", pero que cada vez que llamaban para informarse el centro "lo negaba".

El Defensor del Paciente tenía conocimiento de que en el Hospital 12 de Octubre se estaban produciendo "muchas infecciones hospitalarias"

Según la presidenta de esta asociación, Carmen Flores, el año pasado ya solicitaron una investigación en el centro sanitario tras la muerte de tres bebés prematuros en marzo a causa de una bacteria hospitalaria. "Al final, la Oficina del Defensor del Paciente de la Comunidad de Madrid llegó a un acuerdo con los padres y calló el asunto", indicó Flores.

El Defensor del Paciente ha pedido al Ministerio de Sanidad que abra una investigación para aclarar lo ocurrido en Madrid y en otras comunidades autónomas, ya que, a su juicio, "entre la mala praxis, las infecciones hospitalarias, los errores de diagnóstico y la tardanza de las ambulancias, se producen más fallecimientos que en los accidentes de tráfico y la violencia doméstica".

"A. Baumanii", una peligrosa bacteria

El género «Acinetobacter» incluye 17 genoespecies de bacterias, siendo «A. Baumanii» la aislada con mayor frecuencia y la que tiene una mayor importancia clínica. En la actualidad se han definido 19 biotipos de «A. baumanii, «de los cuales los 1, 2, 6 y 9 son los más frecuentemente hallados en nuestras clínicas», afirma María de los Ángeles Marcos, del Departamento de Microbiología y Parasitología del Hospital Clínico de Barcelona.

Según esta experta, «A. Baumannii» puede formar parte de la flora normal de la piel de los adultos sanos (especialmente las manos) y puede colonizar la cavidad oral, faringe e intestino, constituyendo estos «unos reservorios epidemiológicos muy importantes en brotes nosocomiales».

Esta bacteria es responsable de infecciones graves como sepsis, neumonía y meningitis. Marcos reconoce que «no es infrecuente que algunas de estas infecciones nosocomiales aparezcan en forma de brotes». Las unidades más afectadas son las de cuidados intensivos y quemados, donde el uso masivo de antibióticos «puede seleccionar la aparición de cepas multirresistentes».

La especialista afirma que la resistencia a múltiples antibióticos es habitual en este microorganismo. Esto dificulta la realización de un tratamiento adecuado, lo cual contribuye a aumentar la potencial gravedad de la infección. «Una vez que ‘A. Baumanii’ es identificado como el microorganismo responsable de un brote epidémico deben precisarse su origen y la cadena epidemiológica. Del conocimiento adecuado de estos datos dependerá la eficacia de las medidas correctoras que se adopten», comenta.

También es importante desinfectarse las manos después de tocar a un paciente; el correcto aislamiento de los mismos, y el lavado y descontaminación con formaldehído o metanal de las habitaciones y del equipamiento contenido en ellas después del cambio de paciente. No obstante, en muchas ocasiones estas medidas no son suficientes y es necesario cerrar la sala para su completa limpieza y desinfección.

El medicamento que se utiliza en la mayoría de los casos para tratar la infección es el imipenem. Pero hay algunas cepas de «A. Baumanii» que son resistentes a este fármaco. En este caso, la alternativa sería combinar imipenem con otros compuestos como amikacina o tobramicina.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones