Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La Fundación Puigvert instala un robot para la cirugía urológica

Este equipo, pionero en España, resulta sobre todo útil para los casos de cáncer de próstata

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 30 septiembre de 2005
La Fundación Puigvert, un centro especializado en urología, nefrología y andrología, presentó ayer en Barcelona al robot Da Vinci, un nuevo sistema de intervención quirúrgica que supone una revolución en el ámbito de la cirugía urológica y especialmente en el cáncer de próstata. Este equipo, desarrollado por ingenieros de la NASA, se implanta así por primera vez en España.

Este robot quirúrgico, que ha costado 1,5 millones de euros, suple las limitaciones que tiene actualmente la técnica laparoscópica ya que mejora la visión del campo de operaciones y la movilidad del instrumento quirúrgico, explicó el director de Urología de la Fundación, Humberto Villavicencio. Además, el robot permite actuar a distancia, con el paciente alejado del cirujano, ya que se diseñó para operar en plataformas petrolíferas, en situaciones de guerra y en estaciones espaciales.

El cirujano destacó que el robot reproduce con precisión y de forma inmediata los movimientos del médico y ejecuta la operación con dos brazos articulados, mientras que un tercero sostiene una cámara endoscópica, también en tres dimensiones, que muestra con extrema precisión la zona que se opera.El equipamiento, con el que ya se han operado a quince pacientes, tiene un cuarto brazo que hace de separador automático, una tarea que suele hacer un ayudante de quirófano.

Este equipo, el quinto que se instala en Europa, se compone de una consola dotada de un visor en tres dimensiones y unos mandos ergonómicos con una destreza comparable a la mano humana, a través de los cuales el cirujano transmite las instrucciones al robot, que está situado en la mesa de operaciones.

Si bien se pueden hacer todo tipo de operaciones urológicas, Villavicencio precisó que el robot está especialmente indicado para tratar enfermos con cáncer de próstata y realizar una prostatectomía radical, porque permite que el paciente conserve la erección y tenga más posibilidades de continencia de orina, que son uno de los inconvenientes de la cirugía actual mediante laparoscopia o abierta.

Según aseguró el cirujano, los pacientes tienen una mejor recuperación porque las incisiones que se hacen son mínimas, el enfermo requiere poca anestesia, se reduce el dolor postoperatorio, las infecciones y la pérdida de sangre. Para el profesional también tiene grandes ventajas, según señaló el doctor, ya que le permite trabajar con el máximo confort gracias a su ergonomía y transmite una gran seguridad porque corrige el temblor que pueda tener el médico al operar.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones