Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La incidencia del sida baja en España un 6,6%, pero aumenta entre los inmigrantes

El Ministerio de Sanidad hace un llamamiento a "no bajar la guardia" frente a la enfermedad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 17 agosto de 2005
En 2004 se detectaron 2.071 nuevos casos de sida en España, un 6,6% menos que en 2003, según los datos del informe anual que elabora el Ministerio de Sanidad sobre la enfermedad. Uno de cada tres infectados es hombre y la principal vía de infección entre las mujeres son las relaciones heterosexuales. Aunque se confirma la tendencia al descenso del número de casos -un 69% menos que en 1996, el año de mayor incidencia-, España sigue siendo uno de los países más afectados por el VIH de Europa Occidental.

Por ello, desde el Ministerio se insiste en "no bajar la guardia" frente a la enfermedad. Y es que aunque los diagnósticos de sida contraído por compartir jeringuillas para la administración de drogas, principal forma de contagio -46,3% de los afectados-, han disminuido un 12% frente a 2003, la incidencia de infectados por transmisión sexual se mantiene.

Esto se debe principalmente al aumento de un 1,8% de hombres contagiados mediante relaciones homosexuales. Este dato rompe la tendencia descendente que había seguido esta forma de contagio hasta 2002. Sin embargo, a pesar del aumento de la incidencia de contagios por relaciones homosexuales ésta es todavía la tercera vía más frecuente de infección, con un 16,5% del total de los casos diagnosticados y por detrás de las relaciones heterosexuales, que suponen casi un tercio del total.

Precisamente, las personas infectadas durante este tipo de relaciones han disminuido un 1,9% en 2004. En este caso, según señala Sanidad, hay que hacer especial hincapié en las mujeres, ya que el 52% de las diagnosticadas el pasado año se infectaron por esta vía, frente a un 22,3% de los hombres. No obstante, pese a estos datos, fueron de nuevo los hombres los más afectados por el sida, ya que tres de cada cuatro diagnosticados eran varones. Además, hay que señalar que la edad media de detección de la enfermedad ha aumentado hasta los 40 años, y que los casos pediátricos han descendido hasta suponer el 0,2% del total de infectados.

Otro dato que destaca el informe es el incremento de la proporción de inmigrantes diagnosticados de sida en 2004. Así, a pesar de que hasta 1997 los casos de extranjeros infectados se mantenían en torno al 3%, a partir de 1998 comenzó a aumentar el número de seropositivos hasta alcanzar el 14,5% el año pasado. Lo preocupante de esta cifra es que sigue su tendencia al alza, ya que en lo que va de 2005 el 17,8% de los diagnósticos notificados pertenecen a personas inmigrantes.

Consciente de este problema, Sanidad editó el pasado mes de abril casi 300.000 folletos sobre prevención redactados en 12 idiomas con el fin de intentar que llegue una mayor información al colectivo inmigrante.

Detección precoz

El Ministerio recuerda que la proporción de casos de sida en personas que no sabían que estaban infectadas fue del 37,2% el pasado año. Además, entre las personas diagnosticadas que se contagiaron por medio de relaciones sexuales más de la mitad desconocían que tenían la enfermedad.

A juicio de Sanidad, la detección precoz de la infección es clave ya que permite, gracias a los fármacos retrovirales, retrasar la aparición del sida, mejorar la evolución de la enfermedad, protegerse de reinfecciones y proteger, asimismo, a sus parejas sexuales.

Por eso, una de las claves para luchar contra esta pandemia es fomentar la prevención. Entre las recomendaciones de Sanidad destaca la importancia de que las mujeres embarazadas o que quieran tener un bebé se hagan la prueba del sida para evitar así el contagio madre-hijo. Esta vía de infección supone un porcentaje muy pequeño del total, pero en lo que va de 2005 ya se dobla la cifra alcanzada el pasado año (de cuatro a ocho infectados).

Además, se recomienda el uso del preservativo en las relaciones sexuales con parejas nuevas y ocasionales, y en caso de que ya se hayan mantenido encuentros sin protección con personas que se desconoce si están infectadas o con personas que se sabe que lo están, Sanidad aconseja también realizar la prueba del VIH.

Más fondos

En breve, la evolución de la epidemia de sida en los países occidentales dependerá, en buena medida, de la inversión que los Estados más ricos hagan en planes de prevención y distribución de medicamentos en los países pobres.

La coordinadora del Plan Nacional del Sida, Lourdes Chamorro, cree que harían falta más fondos para combatir la enfermedad, "pero muchos de los países que los necesitan no tienen capacidad para absorber ese dinero y transformarlo en estrategias efectivas. Algunos han recibido ayudas superiores al presupuesto del Ministerio de Sanidad".

Chamorro añade que se trata de países "que carecen de la logística para comprar antirretrovirales, hacerlos llegar a los centros de salud, que los dispensen profesionales sanitarios, que sigan los tratamientos, que manejen los efectos secundarios...".

En cualquier caso, la coordinadora reconoce que están llegando ahora grandes cantidades de dinero para luchar contra el VIH en los países en vías de desarrollo. "El sida está siendo motor de desarrollo de muchos países; porque ese dinero está sirviendo para fortalecer sistemas de salud, comunicaciones, logística. Realmente es así: la enfermedad que ha quebrado la curva ascendente de la esperanza de vida de todos esos países es también la que está fortaleciendo sus sistemas", asegura.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones