Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La investigación con células madre tumorales permitirá terapias más eficaces para los tumores cerebrales

Aunque sus resultados no se esperan a corto plazo, se prevé que en unos años puedan comercializarse algunos de los nuevos fármacos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 24 junio de 2011
Las investigaciones que se llevan a cabo sobre células madre tumorales permitirán nuevas terapias más eficaces para tratar los tumores cerebrales. Si bien sus resultados no se esperan a corto plazo, se prevé que en unos años puedan comercializarse algunos de los nuevos fármacos que desde hace unos 15 años se ensayan contra el glioblastoma múltiple (GMB), el tumor cerebral más agresivo con una esperanza media de vida de 15 meses.

Así lo han puesto de manifiesto Ángel Ayudo-Saciado y Cristóbal Belsa, coordinadores científicos del II Simposio de la Fundación Seve Ballesteros sobre tumores cerebrales, en el que los 15 mayores investigadores internacionales en la materia, además de 200 profesionales de 26 países, analizarán los últimos avances entre el 23 y el 25 de junio en el centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia.

Los tumores cerebrales malignos representan en torno al 3% de los distintos tipos de cáncer que se conocen y de ellos el 50% son glioblastomas, que aunque su prevalencia no es muy alta, unos cuatro casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone unos 4.000 nuevos afectados al año en España, es uno de los más agresivos con una esperanza media de 15 meses. Además, durante los últimos 20 años no se ha conseguido prolongar la esperanza de vida más de cinco o seis meses.

Ayudo-Saciado y Belsa destacaron que las nuevas investigaciones con células madre tumorales abren la vía a nuevas terapias más eficaces. Ayudo-Saciado explicó que el GBM parece albergar poblaciones de células pequeñas, dentro de la masa tumoral, con la capacidad de iniciar y sostener el crecimiento de tumores. Estas células se han llamado células madre tumorales o células iniciadoras de tumores (CIT). Las terapias actuales se centran en el uso de cirugía en la masa tumoral que, sin embargo, "tiene los límites" de no poder extraerse zonas que afecten a funciones esenciales del cerebro, por lo que "siempre se deja algo que suelen ser células que quedan dispersas y que no se pueden ver". Además, la radiación "no suele ser efectiva" en estas células que quedan porque "proliferan, pero muy poco" y "la radioterapia es más eficaz con células que proliferan mucho".

No obstante, se experimenta el uso de células madre mesenquimales como vehículo para transportar a la zona del tumor diferentes virus oncológicos, fármacos y otros factores y que los liberen de forma que se consiga bloquear su formación. En concreto, el equipo del doctor Quiñones-Hinojosa trabaja en el desarrollo de un tratamiento novedoso para glioblastoma mediante la utilización de la capacidad de BMP4 para inhibir el crecimiento de células madre tumorales, reducir la formación de tumores en vivo y disminuir los restos de tumor al mismo tiempo que aumenta la supervivencia. Para ello, trabajan en varios mecanismos para transportar este gen al interior del tumor, donde llevará a cabo su efecto citotóxico.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones