Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La inyección de una bacteria en los mosquitos del dengue controlaría la expansión de la enfermedad

Los mosquitos tratados también transmiten a sus crías esta modificación, que los libera del virus del dengue

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 26 agosto de 2011
Un equipo de investigadores australianos ha eliminado la presencia del virus del dengue de los mosquitos transmisores a través de la inyección de una bacteria conocida como "Wolchabia". Los "Aedes aegypti" pasan entonces a estar libres del virus transmisor de la enfermedad, característica que también heredan sus crías.

El experimento, dirigido por el profesor Scott O'Neill, se inició con la inyección de bacterias "Wolchabia" en más de 2.500 embriones de "Aedes aegypti", los mosquitos capaces de transmitir el dengue. Cuando nacieron se les trató con una mezcla de sangre y virus del dengue, y ninguno de ellos contrajo el virus.

De este modo, los científicos han comprobado que la "Wolchabia" se transmite de madres a hijos a través de los huevos y no a través del medio ambiente como apuntaban algunas teorías. Según O'Neill, existen dos argumentos que podrían explicar el motivo por el que la bacteria bloque la absorción del dengue. La primera de ellas apunta a que la "Wolchabia" estimula el sistema inmunológico del mosquito, lo que lo protege frente al virus. Otra señala una teoría más primitiva, que la bacteria compite con el dengue por los alimentos en el organismo del mosquito.

Los investigadores realizaron una prueba real de la eficacia de la "Wolchabia" con la suelta de 299.000 mosquitos infectados por la bacteria en el noreste de Australia. Comprobaron que en solo tres meses la bacteria se propagó entre los mosquitos silvestres y que las nuevas crías también nacieron libres del virus del dengue.

Ahora el equipo busca la aprobación de las autoridades para la liberación de estos mosquitos modificados en zonas como Vietnam, Tailandia, Indonesia y Brasil donde el dengue es una enfermedad endémica. Esta patología, para la que no existe vacuna ni tratamiento específico, afecta cada año a más de 50 millones de personas de más de 100 países distintos, y se estima que 20.000 mueren por sus efectos. Los científicos consideran que este experimento podría constituir una estrategia alternativa barata y sostenible que contribuiría a la expansión de la epidemia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones