Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La lactancia materna reduce el riesgo de padecer eczema atópico y alergia a las proteínas de la leche de vaca

La exposición a diferentes agentes medioambientales aumenta las posibilidades de desarrollar infecciones respiratorias y asma

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 14 octubre de 2011
La lactancia materna durante los cuatro y seis primeros meses reduce el riesgo de sufrir eczema atópico y alergia a las proteínas de la leche de vaca, respectivamente. Lo afirma un estudio que se presenta en la II Reunión de la Academia de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI), que se inició el 13 de octubre en Barcelona. La cita, centrada en la alergia y asma pediátrica, reunirá a representantes de los 6.800 profesionales en alergia e inmunología clínica de 107 países que conforman la EAACI.

Este estudio señala que existen hipótesis sobre qué específicos estilos de vida y conductas alimentarias favorecen la pronta aparición de síntomas alérgicos. La exposición a diferentes agentes medioambientales aumenta así el riesgo de infecciones respiratorias y asma, ya que "la exposición a alérgenos como determinados alimentos, ácaros del polvo, mascotas y pólenes es un requisito para el desarrollo de enfermedades relacionadas con la alergia", destacó la presidenta del encuentro, la profesora Halken.

Halken afirmó además que los factores genéticos pueden influenciar en la vulnerabilidad del paciente a los diferentes agentes medioambientales. "Algunos estudios muestran que un niño con dermatitis atópica y con antecedentes familiares tiene un riesgo más alto de desarrollar asma en una etapa más avanzada de su vida. Cuando uno de los padres es alérgico, el niño tiene predisposición a ser alérgico también, y el riesgo es por tanto mayor si ambos padres sufren esta enfermedad", declaró.

La profesora señaló que el conocimiento sobre las alergias puede ayudar a los pacientes a evitar el contacto con aquellos agentes "dañinos" para su salud y de esta manera reducir los síntomas y evitar situaciones de riesgo. No obstante, los síntomas de las alergias pueden desaparecer o ser sustituidos. "Normalmente, los bebés suelen sufrir dermatitis atópica, síntomas gastrointestinales y constantes resollos, mientras que los niños sufren principalmente asma bronquial y rinoconjuntivitis alérgica", indicó Halken.

En este sentido, la investigadora recordó que las reacciones alérgicas a alimentos, en especial a la proteína de la leche de vaca, se manifiestan habitualmente durante los primeros años de vida, mientras que las alergias respiratorias ocurren sobre todo en una etapa más tardía de la niñez.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones