Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La OMS aboga por subir el precio del tabaco para reducir la mortalidad causada por el hábito

Un incremento del 10% evitaría entre 5 y 15 millones de muertes, según un informe

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 9 septiembre de 2002
Un estudio elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial señala que la medida más efectiva para evitar las muertes por enfermedades derivadas del consumo de tabaco es la subida del precio de las cajetillas, que afecta sobre todo a los jóvenes. Según este informe, un incremento de un 10% evitaría entre 5 y 15 millones de muertes en todo el mundo. Otras medidas como acceso gratuito a tratamientos para dejar de fumar, la prohibición de la publicidad y de fumar en lugares públicos y de trabajo y las campañas de concienciación, son consideras por el estudio como menos efectivas.

Para Kent Ranson, de la Escuela de Higiene de Londres y uno de los autores del estudio, uno de los principales efectos beneficiosos del aumento del precio del tabaco es que los menores de 20 años son los más afectados, se reduce el número de gente que comienza a fumar y se salvan vidas de los que hoy tienen entre 19 y 25 años. Asimismo, el encarecimiento hace que se restrinjan los cigarrillos diarios, añade Ranson.

La segunda medida propuesta por el estudio es dar acceso gratuito a las terapias sustitutivas de nicotina (parches, chicles...). De esta forma se evitarían entre 1,3 y 6,5 millones de muertes. Según Carlos Jiménez, presidente de la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo, el 70% de los fumadores quiere dejar de fumar. Jiménez considera al fumador como un enfermo y señala que la Seguridad Social debería financiar estos tratamientos cuyo coste ronda los 300 euros.

Otras medidas como prohibir la publicidad, prohibir fumar en lugares públicos y de trabajo, y realizar fuertes campañas de concienciación, evitarían entre 5,2 y 25,9 millones de muertes. La mayor efectividad de esta última medida se alcanzaría si las campañas llevan a un 10% de los fumadores a olvidar el tabaco.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones