Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La piel humana esconde decenas de especies de bacterias, muchas de ellas desconocidas

Hay tres tipos que sólo se encuentran en los hombres, y no en las mujeres

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 7 febrero de 2007
Un equipo de investigadores dirigido por Martin Blaser, microbiólogo de la Universidad de Nueva York, ha realizado el primer análisis molecular de la población bacteriana de la piel. Estos expertos han detectado en seis individuos 186 especies de bacterias, un 8% de ellas desconocidas hasta ahora.

Los científicos tomaron muestras del antebrazo de seis personas sanas -tres hombres y tres mujeres- que no habían tomado antibióticos menos de un mes antes. La segunda toma de muestras se produjo entre ocho y diez meses después. Tras usar un nuevo método para multiplicar las muestras, los científicos encontraron en ellas gran número de bacterias, muchas desconocidas, y diferencias vinculadas al sexo.

Cerca de la mitad (54,4%) de las bacterias identificadas correspondían a los géneros "Propionibacteria", "Corynebacteria", "Staphylococcus" y "Streptococcus", considerados residentes más o menos permanentes de nuestra piel. Los seis individuos sólo tenían, sin embargo, en común cuatro especies: "Propionibacterium acnes", "Corynecbacterium tuberculostearicum", "Streptococcus mitis" y "Finegoldia AB109769".

Tres cuartas partes (el 71,4%) del total de las especies identificadas en cada individuo eran exclusivas del mismo y se detectaron tres tipos de bacterias que sólo se encontraban en los hombres, y no en las mujeres. Aunque la muestra es muy pequeña, los investigadores creen que hombres y mujeres acogen en su piel diferentes tipos de bacterias.

"Muchas de las bacterias del cuerpo humano son todavía desconocidas", explica Blaser. En nuestro organismo, hay diez microbios por cada célula y mantener las poblaciones bacterianas estables puede ser clave para permanecer sanos.

La investigación, publicada en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., ha durado tres años y es parte de un proyecto para estudiar la ecología microbiana humana.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones