Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La primera intervención quirúrgica en estado de ingravidez termina con éxito

Servirá de base práctica para el desarrollo de la telecirugía tanto en el espacio como en lugares de difícil acceso

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 28 septiembre de 2006
Cirujanos del Centro Hospitalario Universitario de Burdeos culminaron este miércoles "con éxito" la primera operación quirúrgica en condiciones de ingravidez recreadas a bordo de un Airbus que sobrevoló el Atlántico durante tres horas.

El equipo dirigido por el profesor Dominique Martin ya había realizado en octubre de 2003 la primera microcirugía en condición espacial con la sutura de la arteria de una rata de medio milímetro de diámetro, lo que viene a equivaler a operar el dedo de un niño de un año.

Esta vez se trataba de efectuar una prueba de viabilidad del instrumental técnico en el hombre. Para la experiencia se contó con el concurso de un voluntario, Philippe Sanchot, que se prestó a la extracción de un quiste adiposo, una bola de grasa de unos tres centímetros de diámetro bajo la piel del antebrazo. "Elegimos una operación que podía ser interrumpida y en la que no se sangra mucho pues atacamos tejidos superficiales", indicó Martin.

Sanchot fue sedado con anestesia local en el Hospital de Burdeos y trasladado en ambulancia al aeropuerto de Mérignac, del que despegó sentado en un Airbus A-300 Zero G a las 9:30 horas.

10 minutos

Para crear la ingravidez, el aparato fue sometido en el área del Golfo de Vizcaya a descensos súbitos de 8.400 a 6.100 metros con una inclinación de 47 grados en vuelo parabólico. En total, fueron 32 secuencias con una microingravidez inducida de 22 segundos cada una disponibles para operar. La intervención duró menos de diez minutos.

El equipo médico, formado por tres cirujanos y dos anestesistas, trabajó sujeto por arneses y ganchos a una estructura metálica de dos metros por dos ideada por una empresa especializada en ascensores. El instrumental permaneció fijado a este prototipo de quirófano mediante potentes imanes colocados junto al paciente.

La primicia servirá de base práctica para el desarrollo de la telecirugía tanto en el espacio como en lugares de difícil acceso, del estilo de bases polares o submarinos. El objetivo, a medio plazo, estriba en utilizar el prototipo en la Estación Espacial Internacional o en una misión a la Luna con el concurso de un robot de nueva generación teledirigido por satélite desde la Tierra.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones