Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La sociedad española de Neumología afirma que la rinitis puede ser la primera señal de asma

La persona que lo padece puede tener predisposición a padecer asma, según estos expertos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 21 noviembre de 2005
Expertos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) han apuntado que la rinitis, un trastorno que afecta a la mucosa nasal, puede ser la "antesala"del asma bronquial. La SEPAR ha formado recientemente un grupo de trabajo específico dentro de esta sociedad científica para estudiar una relación a la que creen que no se le ha prestado demasiada atención hasta ahora, la rinitis, que produce picores, estornudos, obstrucción, secreciones nasales y, en ocasiones, falta de olfato.

La rinitis no es igual a asma, pero sí puede ser un indicador de que la persona que la padece tiene una especial predisposición a desarrollar más pronto o más tarde los síntomas característicos que delatan una hiperreactividad bronquial, según afirmó la doctora Julia Tábara, del Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario de Orense. Estos síntomas son tos seca, sensación de falta de aire y sibilancias, entre otros.

El problema, según explica este grupo de expertos, no lo representa tanto la llamada "rinitis estacional o fiebre del heno"causada por la alergia al polen de finales de primavera, como aquellas modalidades en las que el trastorno deja de ser periódico y ocasional para convertirse en recurrente.

El factor alergizante puede encontrarse en muchas ocasiones en el centro de trabajo y entonces, según la experta, las infecciones respiratorias que afectan a estos pacientes y el humo del tabaco tienden a agravar el cuadro. Además, es frecuente la presencia de antecedentes familiares o personales de atopía, es decir, de susceptibilidad en la respuesta inmunológica hacia la enfermedad asmática.

En cuanto al tratamiento, si el causante de la enfermedad es el polvo, pasa por evitar entrar en contacto con los ácaros. Así, proponen poner fundas especiales en los colchones, lavar la ropa de cama semanalmente a más de 60 grados y quitar moquetas y alfombras de la casa.

Pero si la rinitis es de causa desconocida, la solución son los medicamentos y de todos ellos, los más empleados, son los antihistamínicos de segunda generación, que carecen de efectos sedantes, y de corticoides cuando se precisan tratamientos prolongados.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones