Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La última campaña de Cesida anima a los más jóvenes a hacerse la prueba del VIH

35.000 españoles padecen sida sin saberlo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 julio de 2009
En España se calcula que entre 120.000 y 150.000 personas están infectadas por el VIH, pero alrededor de una cuarta parte, unas 35.000, aún no lo sabe. Para acabar con esta situación la Coordinadora Estatal de VIH Sida (Cesida), en colaboración con el Ministerio de Sanidad y la Plataforma VIH España, inició ayer la campaña Sal de dudas, dirigida a sensibilizar a la población y, en particular, a los jóvenes, sobre la importancia del diagnóstico precoz y la realización de la prueba del VIH. «Hacerlo disminuye la morbilidad y la mortalidad», apuntó Ildefonso Hernández, director general de Salud Pública y Sanidad Exterior.

Asimismo, Hernández advirtió que estas personas infectadas de VIH sin saberlo están aumentando los nuevos contagios ya que, "cuando no hay un diagnóstico la circulación del virus del VIH aumenta, con tres veces más capacidad de trasmisión". Esta situación perjudica también al portador de VIH, pues no puede beneficiarse de los tratamientos disponibles y de la consecuente mejora del pronóstico y de la calidad de vida. La campaña de Cesida, "trata de promover una actitud de normalidad ante la prueba del VIH, incorporándola de forma mucho más amplia a los procedimientos diagnósticos habituales, con el máximo respeto a la intimidad y a la libre decisión de las personas", explicó Hernández. El miedo al estigma social, la dificultad de acceso a los servicios sanitarios o la baja percepción del riesgo son las barreras por las que los españoles no se realizan el test del VIH.

Para luchar contra estas barreras, Sanidad viene poniendo en marcha desde 2007 iniciativas para promover las pruebas de VIH en toda España, entre ellas un proyecto piloto que arrancó el 1 de marzo de este año en País Vasco y Cataluña y que consiste en realizar un test rápido.

Las personas que hayan mantenido relaciones sexuales de riesgo pueden hacerse esta prueba en las farmacias gracias a los acuerdos con los colegios de profesionales. «La prueba consiste en pinchar un dedo y dejar que una especie de papel absorba unas gotitas de sangre. En 15 minutos se saben los resultados», comentó el responsable de la Plataforma VIH España, Daniel Zulaika. Este plan piloto se ha desarrollado en 20 farmacias vascas repartidas por criterios geográficos y ha tenido un éxito mayor de lo esperado.

"Teníamos previstas unas dos mil pruebas para todo el año. En tres meses, se han realizado 1.229 exámenes, con 13 positivos", explicó Zulaika, que achaca este éxito al anonimato de la prueba. La buena acogida ha hecho plantearse a los dirigentes ministeriales el impulsar este plan a nivel estatal. Por otra parte, Hernández aseveró que "reducir la fracción sin diagnosticar de las personas con VIH, sin vulnerar el derecho a la confidencialidad y la voluntariedad de la prueba, es uno de los objetivos prioritarios".

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones