Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Las enfermeras alertan del riesgo de errores si las camas están en los pasillos

SATSE denuncia en Alicante que los pacientes carecen de timbres para dar avisos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 9 marzo de 2002
"Cuando se ponen camas en los pasillos, el enfermo está solo y no hay timbres para que pueda avisar al personal, por lo que se puede incurrir en negligencia involuntaria'', alertó ayer el secretario general del Sindicato de Enfermería (SATSE) de Alicante, Francisco Cazorla, para quien, "la calidad asistencial está disminuyendo porque se intenta gestionar el sistema público con una rentabilidad propia de la privada''. Según el sindicalista, la falta de previsiones para abordar las sustituciones de la plantilla es uno de los motivos de la merma en la atención. Las enfermeras reciben al paciente desde el primer momento y son quienes deben controlar la medicación y el tratamiento del paciente. Pero "se va a peor con tan poco personal alrededor y ha empezado a repercutir cada vez en mayor medida en los usuarios'', sentenció. Esta falta de recursos también incide en las bajas laborales. El colectivo de enfermería encabeza el listado de trabajadores sanitarios con un mayor número de bajas. Hasta el momento, se situaban por detrás de los constructores -en segunda posición- en las enfermedades por contracturas musculares y hernias discales ante la movilización de los pacientes y para cuya labor no se puede contar con el apoyo de los celadores al sufrir el mismo ritmo frenético. Sin embargo, el estrés y el síndrome del empleado "quemado'' ha empezado a igualarse en el ránking. Además, el malestar se registra tanto en atención primaria como en especializada.

El paciente quiere una atención inmediata y acude a las puertas de Urgencias. Ahora bien, debe esperar y "al primero que le toca escuchar las críticas y recibir las agresiones verbales es a nosotros''. Y se producen las bajas, pero no las sustituciones por lo que "con menos manos se tiene que atender al mismo número de enfermos'', señaló.

Este aumento asistencial ha venido de la mano de la población mayor. La mejora del bienestar ha producido un envejecimiento de la sociedad. De ahí que, estas denuncias de presión hacia el colectivo de enfermería se repitan en los centros de salud, donde también deben incluirse las asistencias a domicilio. Pese a que el incremento asistencial esté relacionado con determinadas épocas estivales, a juicio de Cazorla, "trabajamos con medios muy ajustados y aunque la Administración cuente con enfermeros en paro, no planifica los recursos y, por tanto, no incluye un plan para poder cubrir las sustituciones que se producen''.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones