Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Las jóvenes deberían someterse con mayor frecuencia a pruebas para prevenir la clamidia, según investigadores estadounidenses

Se trata de una infección sexual curable, causada por una bacteria y que se suele confundir con la gonorrea

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 31 julio de 2005
Las estadounidenses jóvenes deberían aumentar la frecuencia de los exámenes para prevenir la enfermedad conocida como clamidia, según un estudio publicado el pasado viernes por la revista "Obstetrics and Gynecology". Los autores añaden además que esas pruebas y exámenes pueden reducir de manera considerable la enfermedad, detectar la presencia del VIH y prevenir problemas de infertilidad y las inflamaciones pélvicas.

La clamidia es una infección sexual curable, causada por una bacteria y considerada una "enfermedad silenciosa" por cuanto el paciente desconoce haberla contraído. Los primeros síntomas aparecen entre una y tres semanas después de la infección y consisten principalmente en descargas mucosas o purulentas a través del pene o la vagina. Generalmente se le confunde con la gonorrea debido a la similitud de los síntomas y ambas enfermedades pueden presentarse de manera paralela.

La organización Kaiser Permanente realizó un estudio junto con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en el que se evaluó la incidencia de la enfermedad entre mujeres sexualmente activas de entre 15 y 26 años de edad. La investigación indicó que desde 1998 a 2001 las mujeres que se someten al examen han aumentado progresivamente aun cuando se mantiene un nivel de entre 7% y 8% de mujeres que sufren la enfermedad.

Pese a que se recomienda un examen anual para las mujeres jóvenes sexualmente activas, todavía son demasiadas las que padecen clamidia pero no se les ha diagnosticado, dijo Gale Burstein, investigadora principal. La experta señaló que aproximadamente un 40% de las mujeres que no reciben tratamiento contra la enfermedad desarrollan inflamaciones pélvicas, el 20% pierde su fertilidad, en tanto que las posibilidades de contraer el VIH aumentan entre 3 y 5 veces.

Las autoridades médicas calculan que unos tres millones de personas resultan infectadas con clamidia cada año y la incidencia de la enfermedad en EE.UU. tiene un costo para los servicios de salud que ascienden a 3.500 millones de dólares.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones