Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Las mujeres son más proclives a sufrir dolor de cabeza que los hombres

Según un especialista, la causa es que los ligamentos de los músculos femeninos tienen menos fuerza y la menopausia también constituye un factor de riesgo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 2 marzo de 2004
El dolor de cabeza es una de las molestias más frecuentes que sufren las personas a lo largo de su vida, pero no afecta a todos por igual. En concreto, el número de mujeres que lo padece triplica al de hombres, afirma José Fontcuberta, director de la Clínica Armstrong Internacional en Madrid, único centro en España dedicado a la investigación y tratamiento del dolor de cabeza, cuello y espalda. El motivo, según este experto, es que los ligamentos de los músculos de la mujer tienen menos fuerza que los del hombre. Fontcuberta añade, además, que el cambio hormonal que sufren las féminas con la menopausia también es un factor de riesgo.

El trastorno no es síntoma de una enfermedad grave, pero habitualmente se convierte en una pesadilla para quienes lo sufren. Los largos periodos de reposo obligados suponen una pérdida importante de días de trabajo, un enorme consumo de analgésicos y elevados costes sanitarios. A todo ello hay que añadir la gran ansiedad que puede provocar el dolor de cabeza, que produce miedo en el paciente por el temor a padecer un tumor o enfermedad cerebral.

Las también llamadas cefaleas se refieren a cualquier dolor localizado en la cabeza, sin que exista una enfermedad subyacente. Existen diferentes tipos de patologías: dolor de cabeza tensional, jaquecas o migrañas, dolor de cabeza secundario y síndrome de dolor orofacial o de la disfunción temporomandibular.

De todos los tipos de dolores de cabeza, el síndrome orofacial es el más común. Se calcula que un 10% de la población experimenta un dolor de cabeza frecuentemente, y se estima que más de un 65% de esa proporción es de tipo orofacial.

Este síndrome, desconocido por la gran mayoría de la población, tiene su origen en un desequilibrio mandibular y provoca "fuertes dolores que vienen y desaparecen repentinamente como molestias en el oído, alrededor del ojo, en la frente y sien, entre otras zonas".

Gran desconocimiento

Fontcuberta señala que el síndrome de dolor orofacial se produce, en la mayoría de los casos, como consecuencia de un mal equilibrio entre los elementos que integran el sistema masticatorio, basado en la musculatura, los dientes y las dos articulaciones tempomandibulares. "La gran mayoría de los pacientes que acude al centro no asocia el dolor que tiene con este síndrome, porque existe un enorme desconocimiento. En general, la población no da demasiada importancia al sistema masticatorio porque piensa que es tan perfecto como el de la visión. Se cree que sacando una muela se arregla el problema", asegura el experto, quien insiste en que lo fundamental es "llegar al origen del dolor y tratarlo con la ayuda de especialistas".

La sintomatología de la disfunción es muy variada y a medida que transcurre el tiempo aparecen manifestaciones que nunca se habían asociado a la disfunción tempomandibular. Quien sufre esta dolencia tiende a dormir mal y levantarse cansado. El abuso de analgésicos puede llegar a empeorar la situación.

El dolor de cabeza orofacial está experimentando un considerable aumento. Sus síntomas aparecen cada vez más precozmente. "Hace cinco o seis años era difícil encontrar un paciente con 20 años, era normal a partir de los 30, pero hoy hay de todas las edades", concluye Fontcuberta.

Etiquetas:

cabeza dolor mujeres

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto