Las prótesis metálicas reducen la mortalidad en el tratamiento de la obstrucción del cáncer colorrectal

Entre el 10% y el 30% de los pacientes con esta enfermedad sufren obstrucción intestinal aguda
Por EROSKI Consumer 6 de marzo de 2005

La implantación de prótesis o «stents» metálicos es una técnica segura, sencilla y efectiva en el tratamiento de la obstrucción del cáncer colorrectal. Así lo afirmaron expertos pioneros en esta técnica de diferentes hospitales españoles que el pasado jueves se dieron cita en el Hospital General Universitario de Alicante, en un simposium que reunió a más de un centenar de especialistas en cirugía, radiolología y endoscopia digestiva.

El cáncer de colon es, tras el de pulmón en hombres y el de mama en mujeres, la segunda causa de muerte por cáncer en España. Una de las complicaciones más frecuentes que presenta es la obstrucción intestinal aguda: se calcula que entre el 10% y el 30% de los pacientes con cáncer de colon la padecen.

Hasta la utilización de esta técnica no quirúrgica, la obstrucción aguda se trataba exclusivamente por medio de la cirugía de urgencia, que implica altos porcentajes de riesgo de infección, entre el 10% y 36%, y de mortalidad, hasta el 30%, debido a que el paciente suele presentar un mal estado en general y que el colon no está limpio. También se emplea como puente a la cirugía evitando colostomías que tan molestas son para los enfermos, y preparando al paciente para una operación programada que reduce el riesgo de infección y la estancia hospitalaria.

El doctor Eloy Tejero, cirujano del Hospital Clínico de Zaragoza, fue quien en 1993 usó por primera vez «stents» metálicos como puente a la cirugía y desde entonces se ha incrementado su uso hasta llegar a ser una técnica habitual en muchos hospitales españoles. Los resultados corroboran la baja mortalidad (1%) y un éxito que ronda el 90%. Como tratamiento paliativo, los «stents» evitan cirugías innecesarias.