Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los empresarios no estarán obligados a evaluar los riesgos para la salud de sus trabajadores expuestos a radiación solar, según el Parlamento Europeo

Corresponde a cada uno de los Estados miembros y no a la Unión Europea evaluar los peligros derivados de una exposición

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 8 septiembre de 2005
El Parlamento Europeo ha respaldado la introducción de nuevas normas para la protección de los trabajadores frente a radiaciones ópticas, aunque las obligaciones que se impone a los empresarios no se aplicarán a los riesgos de las radiaciones solares.

El Parlamento considera que corresponde a cada uno de los Estados miembros y no a la Unión Europea evaluar los peligros derivados de una exposición prolongada a las radiaciones solares por parte de los trabajadores, así como la protección de los mismos frente a sus efectos nocivos.

De esta forma ha quedado apartada la pretensión de que sean los empresarios los encargados de evaluar los riesgos para la salud y la seguridad de sus empleados expuestos a radiación solar y deban establecer un plan de acción en caso de que dicha evaluación indique riesgos.

Con la nueva normativa, el empresario deberá evaluar riesgos y tomar medidas en lo que concierne a las radiaciones artificiales, por ejemplo, a las que están expuestos quienes trabajan con rayos láser.

Otra decisión importante es que la cámara considera necesario un enfoque europeo para las radiaciones artificiales, pero no para las naturales, cuya regulación debe mantenerse en el ámbito de los Estados miembros, de tal forma que cada país pueda actuar como lo considere conveniente.

En cuanto a las fuentes de radiación artificial, como los láser, el empresario tiene que tomar las siguientes medidas para proteger a sus empleados: mejoras en los métodos de trabajo para reducir el riesgo de radiación óptica; limites a la duración y el nivel de exposición; mejor diseño y disposición de los lugares y puestos de trabajo, o los equipos protectores.

Los diputados están de acuerdo con todas estas disposiciones y son partidarios de que la Comisión elabore una guía práctica para ayudar a los empleadores, especialmente a las pymes. La directiva, que será de obligado cumplimiento cuatro años después de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea, es la última de una serie de cuatro diseñadas para proteger a los trabajadores de los riesgos derivados de los "agentes físicos" (vibraciones, el ruido y los campos electromagnéticos).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones