Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los epidemiólogos creen que el virus de la gripe no será más agresivo esta temporada que la anterior

Más de 600.000 personas sufrieron la enfermedad el pasado invierno en España

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 octubre de 2005
La incidencia de la gripe el último invierno superó todas las previsiones durante la segunda quincena de diciembre y la primera de enero. En ese momento, 542 españoles de cada 100.000 estaban contagiados, principalmente niños y adolescentes. Al final de la temporada, 1.551 de cada 100.000, 635.000 personas, se habían contagiado. Para este otoño e invierno, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) no espera que la incidencia del virus respiratorio más común sea mayor.

La principal preocupación para las autoridades este año es el peligro de una pandemia de gripe, causada por una hipotética recombinación de las formulaciones del virus de la gripe aviar con el que afecta a las personas. El resultado sería un virus ante el que el hombre no tiene defensas. En previsión de este hecho, dada la amenaza que puede suponer la llegada de aves migratorias procedentes de zonas afectadas, se han reforzado las medidas. Entre ellas está el incremento de las tasas de inoculación, con una vacuna que, si bien no protegería totalmente ante el virus aviar, podría servir para atemperar su peligrosidad.

La red sanitaria española, tanto pública como privada, ha adquirido, aproximadamente, nueve millones de dosis de la vacuna antigripal. El producto está inactivado, no tiene virus que puedan desarrollarse y su efecto protector comienza en unas dos semanas. La mayor parte de las comunidades autónomas ya ha remitido las vacunas a sus servicios de Atención Primaria para comenzar a aplicarla a partir de esta semana y hasta finales de noviembre. El objetivo, según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), es que al menos un tercio de los españoles de entre 50 y 65 años se vacunen, así como la totalidad de los mayores de esa edad.

La consecuencia inmediata de contagiarse es el padecimiento de una enfermedad autolimitada que puede afectar al organismo durante cinco o siete días con amplios periodos febriles o los agravamientos de otras enfermedades que pueden llevar, incluso, a la muerte. Al ser un proceso vírico, el tratamiento con antibióticos no es eficaz y sólo se administrarán bajo prescripción médica y para tratar o prevenir las complicaciones en personas cuyo estado de salud previo lo aconseje.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones