Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los expertos critican el alto precio de la vacuna contra el cáncer de cuello de útero, obligatoria en algunos lugares de Estados Unidos

El tratamiento actúa contra los tipos de virus que más casos provocan de esta enfermedad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 febrero de 2007
La vacunación obligatoria contra el cáncer de cuello de útero a todas las mujeres de entre 9 y 26 años de Texas (Estados Unidos) ha levantado una polémica entre los especialistas. Aunque ninguno de ellos cree que esta protección pueda acarrear problemas de salud, sí critican el alto precio que supone el tratamiento.

La obligatoriedad de la vacuna fue anunciada el pasado viernes por el gobernador de Texas, Rick Perry. Tras el anuncio, la comunidad médica de Estados Unidos lanzó argumentos a favor y en contra de Gardasil, la vacuna contra el virus HPV, que además de sólo cáncer de cuello de útero, también provoca verrugas genitales y distintos tipos de displaxias. El económico es el único motivo que alegan los contrarios a la administración de la vacuna. Y es que prácticamente resulta imposible recuperar a través de los seguros los 360 dólares que cuestan las tres dosis necesarias.

Teniendo en cuenta que en Estados Unidos hay 50 millones de personas sin seguro, los más desfavorecidos, entre ellos muchos hispanos, no tendrán acceso al Gardasil, aseguró el ginecólogo Julio Alarcón, un peruano que ejerce su profesión en Washington desde hace más de 30 años. El elevado costo de la vacuna fomenta que un "remedio maravilloso no llegue muchos pacientes", lamentó por su parte la doctora Jill Stoller, de Chestnut Ridge Pediatric Associates, de Nueva Jersey.

También Alarcón calificó la vacuna como "maravillosa", ya que actúa contra cuatro tipos de virus del HPV entre los que se encuentran el 16 y 18, responsables del 70% de los cánceres de cuello uterino. No obstante, hizo hincapié en que el "control ginecológico debe ser continuo". Gardasil no es algo "infalible", apuntó. El experto explicó que el fármaco representa un gran avance en la prevención del cáncer, pero su financiación y la falta de educación sexual en las familias, que consideran escandaloso vacunar a las niñas tan jóvenes contra un virus que se contrae por transmisión sexual, son obstáculos que deberán ser superados.

Gardasil debe administrarse a las mujeres de entre 9 y 26 años, si bien se recomienda que se lleve a cabo preferentemente entre los 11 y los 12 años, según los especialistas. No se descarta que en el futuro se vacune también a mujeres mayores de 30 años. Cada año en Estados Unidos, donde se descubren una media de 11.000 casos nuevos, mueren unas 3.900 mujeres por cáncer de cuello de útero, mientras que en todo el mundo provoca la muerte de más de 233.000 personas.

Etiquetas:

cáncer útero vacuna

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones