Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los fumadores pasivos en el hogar tienen más de un 30% de riesgo de enfermedad coronaria

Este porcentaje aumenta si el humo se inhala en el lugar de trabajo, donde la concentración suele ser mayor

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 17 agosto de 2005
Los fumadores pasivos tienen más de un 30% de riesgo de enfermedad coronaria si el entorno en el que inhalan el humo es el hogar, y puede aumentar aún más si se trata del lugar de trabajo, donde la concentración suele ser mayor, según alertó ayer el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

La corriente "secundaria", es decir, la que procede de la combustión espontánea, contiene más elementos nocivos y presenta un "mayor riesgo" para los fumadores pasivos que "el humo que exhala alguien que está fumando después de haberlo introducido en el organismo", afirma Miguel Barrueco, miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y vicepresidente del CNPT.

Los españoles se inician en el tabaquismo cada vez a edades más tempranas

Según datos de la SEPAR, más de 700 españoles mueren al año por tabaquismo pasivo. En este sentido, Barrueco recuerda que el tabaco contiene 4.000 sustancias químicas y 200 venenos conocidos "muy difíciles de acotar y susceptibles de afectar a quien se expone a ellos por el simple hecho de estar al lado de un fumador". Añade que muchos estudios muestran ahora que este humo de "segunda mano" puede tener efectos más dañinos de lo que se creía en los no fumadores, llegando incluso a producir cáncer de pulmón.

Tabaquismo a los 13 años

Por otra parte, la exposición al humo del tabaco, tanto como fumador activo como pasivo, aumenta la posibilidad de que los adolescentes desarrollen un cuadro clínico llamado síndrome metabólico, que favorece la aparición de diabetes y problemas cardiovasculares. Una reciente investigación realizada por la SEPAR también concluyó que el 20% de los escolares entre 14 y 18 años fuma a diario. Los jóvenes comienzan a fumar a los 13 años.

Diferentes encuestas y trabajos realizados en España en los últimos años han revelado que nueve de cada diez fumadores comenzaron su relación con el tabaco antes de los veinte años. Los especialistas consideran por ello que son los chavales el sector de la población donde más deben incidir las campañas y demás medidas dirigidas a combatir el tabaquismo.

Síndrome metabólico

Una investigación que publica la revista especializada estadounidense "Circulation" revela que las cifras de presión arterial, lípidos, glucosa en sangre y obesidad abdominal se disparan como consecuencia del consumo de tabaco en la adolescencia.

Los autores del trabajo utilizaron como indicador de la exposición al tabaco el análisis de la presencia en la sangre de la cotinina, que es una sustancia cuya presencia en el metabolismo está provocada por la acción de la nicotina. Según este criterio, el síndrome metabólico estaba presente en el 1,2% de los chavales no expuestos directamente al tabaco y en el 5,4% de los que eran fumadores pasivos.

El estudio se conoce tan sólo unos meses después de que la Universidad de Yale reconociera que el síndrome metabólico en Estados Unidos tiene una incidencia muy superior a la que se creía, cercana al 50% de los niños con obesidad grave.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones