Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los médicos privados del País Vasco contarán con un modelo propio de receta para evitar la falsificación y el intrusismo

El nuevo documento estará impreso en un azul de difícil fotocopiado y llevará una mancha de agua identificativa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 2 abril de 2004

La puesta en marcha de un tipo de receta único para el conjunto de la red privada se planteó en España en 1984, a través de un decreto del Ministerio de Sanidad que ningún colegio de médicos llegó a llevar a la práctica. En este tiempo, tan sólo ha habido algún intento aislado de unificación, que nunca se concretó en nada.

Los primeros en hacerlo han sido los profesionales vascos, agrupados en torno al Consejo Médico Vasco (CMV) y el Consejo General de Farmacia, dos entidades que agrupan a los órganos colegiados de los tres territorios de la comunidad. Los odontólogos guipuzcoanos también han anunciado su intención de sumarse al proyecto, según informó ayer el secretario del CMV, Rafael Olalde.

Dos partes

La nueva receta está concebida como un documento que se divide en dos partes, una para ser entregada en la farmacia y otra para que se la quede el paciente. La primera, la fracción superior, facilitará a los farmacéuticos la elaboración de sus propios archivos, tal como indica la legislación vigente. La de abajo, la que quedará en poder del cliente, contendrá la información sobre el tratamiento prescrito por el especialista.

El nuevo documento estará dotado de diversas medidas de seguridad que dificultarán su falsificación. En primer lugar, el color utilizado para su impresión será un azul de difícil fotocopiado. El papel contará, además, con una mancha de agua identificativa, similar a la que llevan los billetes de curso legal, que puede verse al trasluz. Cada talonario de recetas contendrá asimismo un número de identificación "unívoco" que permitirá, tanto a los colegios de médicos como a las oficinas de farmacia, saber a qué especialista corresponde y, si lo consideran oportuno, verificar su autenticidad.

Esta iniciativa también servirá para poner freno a "los colectivos que extienden recetas, que son muchos", indicó Olalde. Los únicos profesionales con autorización legal para firmarlas son los médicos, los odontólogos y los veterinarios. Las farmacias, sin embargo, a menudo reciben tratamientos firmados por "naturópatas, psicólogos y homeópatas que no son licenciados en Medicina" y que, "por supuesto", no disponen de autorización para firmar una receta, explicó Olalde.

Todos los facultativos del País Vasco deberán utilizar en sus consultas privadas este nuevo modelo de impreso. Los colegios, sin embargo, darán a sus asociados el tiempo que necesiten para adaptarse a la nueva situación.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto