Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los médicos recuerdan la necesidad de proteger la piel de los rayos solares durante el verano

Aconsejan emplear cremas adecuadas a cada tipo de piel y prendas de vestir como sombreros o gorras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 2 junio de 2004

Pese a las recomendaciones, son muchas las personas, sobre todo las más jóvenes, que no se aplican ningún tipo de protección. Por eso no está de más recordar el peligro que para la piel en particular, de manera inmediata, y para la salud en general, a largo plazo, entraña pasar mucho tiempo a pleno sol. Por supuesto, en otros muchos órdenes el sol es fuente de vida y salud por los efectos fisiológicos positivos que produce. Entre otros, estimula la síntesis de vitamina D (la cual previene el raquitismo y la osteoporosis), favorece la circulación sanguínea y actúa en el tratamiento de algunas dermatosis. Además, en algunos casos estimula la síntesis de los neurotransmisores cerebrales responsables del estado de ánimo.

Conocer los rayos

La luz solar se descompone en ondas de diferente longitud, tres de las cuales alcanzan la Tierra. La energía que contienen estas radiaciones es inversamente proporcional a su longitud, de forma que la más corta es la de mayor carga.

Los rayos UVA ocasionan el fenómeno de la pigmentación inmediata. Horas más tarde, los rayos UVB causan un eritema actínico o golpe de calor y, pocos días después, la capa córnea se agranda y la pigmentación melanítica se intensifica.

Personas que han abusado del sol pueden experimentar, con el tiempo, manchas en la piel, arrugas y cataratas, y a la larga cáncer cutáneo o tumoraciones superficiales. Debido a que la radiación solar es de carácter acumulativo, ciertos efectos no tienen una manifestación visible pero se dejan sentir a largo plazo.

Está demostrado que los rayos UVB son absorbidos por el ADN y causan alteraciones en el genoma. Los rayos UVA también se absorben y se transforman en radicales libres, que alteran el material genético y saturan los sistemas defensivos de la piel. Por tanto, cuando las exposiciones solares son excesivas y los protectores están desbordados, las células anormales proliferan y acostumbran a formar carcinomas o melanomas.

"Nadie debería tomar el sol sin protegerse debidamente la piel, pero especialmente los niños menores de cuatro años", afirma Carmela Llorente, vocal de dermatología del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz. Incluso aunque no reciban directamente los rayos solares, es conveniente aplicar sobre la piel de los pequeños una crema solar de máxima protección. "No debemos olvidar que en los primeros años la piel aún no está del todo formada y es por tanto muy vulnerable", subraya Llorente.

Protección siempre

En mayor o menor grado, según el tipo de piel y la fotosensibilidad individual, es siempre aconsejable protegerse del sol. Las radiaciones ultravioleta se pueden atenuar utilizando prendas de vestir adecuadas, como sombreros o gorras, y, sobre todo, aplicando adecuadamente cremas de protección solar.

Cuando no se disponga de otros medios, es aconsejable utilizar cremas solares de amplio espectro (UVB y UVA), y reducir el tiempo de exposición al sol, en lugar de alargarlo. La aplicación tópica de las cremas de protección solar es la más utilizada para absorber los rayos UVB, pero algunos productos no absorben eficazmente las radiaciones UVA.

En función del índice UV y el tipo de piel, la persona deberá escoger la crema de protección con el Factor de Proyección Solar (FPS) que le corresponda. Éste es un número que indica cuál es el múltiplo de tiempo al que se puede exponer la piel protegida para conseguir el mismo efecto eritematoso que se obtendría si no se hubiese aplicado ninguna protección.

Etiquetas:

crema rayos solares

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto