Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los neumólogos españoles piden que los impuestos sobre el tabaco financien los tratamientos para dejar el hábito

Advierten de que las unidades contra el tabaquismo de los hospitales "cuentan con muy pocos medios materiales y humanos"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 4 noviembre de 2003
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) pidió ayer que los impuestos sobre el tabaco costeen los tratamientos para dejar de fumar dentro de la sanidad pública y recordó que más del 70% de los fumadores ha intentado abandonar el hábito en alguna ocasión.

Según la Separ, una docena de hospitales españoles han creado en los últimos años unidades contra el tabaquismo, donde se intenta prestar un apoyo integral a quienes desean dejar de fumar, "pero por lo general cuentan con muy pocos medios materiales y humanos".

"Los buenos resultados de estas iniciativas aconsejan que esto deje de ser un fenómeno aislado para convertirse en norma en toda la red sanitaria pública española", afirma el presidente del área de tabaquismo de la Sociedad, José Ignacio Granda. "Frente a quienes argumentan que ello supondría un coste demasiado gravoso para las arcas públicas -añade Granda- el esfuerzo económico se compensaría con creces al ser hoy el tabaco la principal causa de enfermedad evitable".

Este experto subraya que afecciones como el enfisema o la bronquitis crónica suponen "miles de millones de euros, sin incluir las horas productivas perdidas por el trabajador o el gasto extra que implican para el Estado las pensiones y otras ayudas sociales causadas por las incapacidades prematuras de muchos fumadores".

Las unidades antitabaco en la sanidad pública "son muy rentables, sobre todo si se tiene en cuenta que el nivel de éxito en el abandono del tabaco supera ampliamente al que se obtiene cuando no se cuenta con el apoyo de estas unidades especializadas", comenta Granda.

La clave de este éxito, en torno al 40% de quienes son tratados en las unidades especializadas siguen sin fumar a los seis meses, "está en que la estrategia encaminada a superar el tabaco se dirija tanto a la adicción nicotínica como a la modificación de conductas del fumador".

Los datos de la Separ indican que más de una tercera parte de la población española consume tabaco habitualmente y una proporción superior al 70% de los fumadores confiesa haber intentado una o más veces dejar el hábito.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones