Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Más de 1,6 millones de españoles sufren consecuencias de la arteriosclerosis y de las enfermedades cardiovasculares

Bilbao acoge la semana de prevención de estos males, que causan más muertes que el cáncer y los accidentes de tráfico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 2 marzo de 2004

Desde ayer se celebra en Bilbao la Semana de Prevención de la Arteriosclerosis y las Enfermedades Cardiovasculares, organizada por la Liga Mediterránea frente a las Enfermedades Tromboembólicas y la Real Academia de Medicina del País Vasco. Actualmente más de 1,6 millones de españoles sufren las consecuencias de ambos males, que figuran como la principal causa de muerte, por encima del cáncer y de los accidentes de tráfico.

Juan Manuel de Gandarias, catedrático de Fisiología y Bioquímica de la Universidad del País Vasco (UPV), recuerda que en los últimos años se han dado importantes hallazgos en el campo de la nutrición para luchar contra las enfermedades cardiovasculares.

"Un cuartillo de vino"

En primer lugar, este experto llama la atención sobre el vino, una bebida que posee unas hormonas vegetales llamadas flabonoides que actúan sobre los vasos capilares, que son los más pequeños del sistema sanguíneo. El vino contiene además una sustancia llamada resveratrol, que se encuentra en la piel y las semillas de la uva negra y que ha demostrado poseer una doble eficacia. Así, actúa como un potente antioxidante, con lo que retrasa el envejecimiento; y protege contra las enfermedades coronarias, porque retarda la formación de las placas de grasa. El consumo moderado recomendado por los médicos es el de "un cuartillo de vino" al día, señala De Gandarias. Al que no le guste el alcohol, la ingesta de uva negra le garantizará la misma protección.

El catedrático destaca asimismo los efectos de la vitamina P, llamada también citrina. De su nombre puede deducirse que se halla en los cítricos, pero no sólo en la naranja y el limón, sino también en otras frutas como el pomelo o el melocotón. Esta vitamina no sólo mejora el funcionamiento del conjunto del sistema circulatorio, desde la aorta hasta la última vena, sino que también actúa sobre el aparato respiratorio, según los especialistas.

Productos enriquecidos

En cuanto a los alimentos enriquecidos, también conocidos como funcionales o probióticos, la comunidad científica ha puesto sobre ellos una interrogación a la espera de que se aclare hasta qué punto son saludables. De momento, se sabe que el molibdeno es un metal que debe consumirse con moderación. Un exceso podría contrarrestar los efectos beneficiosos del cobre, "que es fundamental para la salud", afirma De Gandarias.

Los oligoelementos, "de los que últimamente se oye hablar mucho", son, por definición, elementos escasos. Suelen definirse así a los minerales que están en el organismo en menor presencia que el hierro. Investigaciones recientes han evidenciado el peso importante del cromo, el magnesio y el banadio como protectores de la insulina y como potentes antidiabéticos y anticoagulantes. El cromo y el manganeso pueden obtenerse de los frutos secos. "Un consumo de ocho a diez avellanas al día es más que suficiente", dice Juan Manuel de Gandarias. El banadio está presente en las espinacas, las acelgas, el arroz y en el vino tinto.

Moderar la sal

El catedrático señala además que el sedentarismo, la mala alimentación y el tabaco son los mejores aliados de la enfermedad cardiovascular. Asimismo, apunta que el consumo de sal debe moderarse porque sube la presión arterial y retiene líquidos. Los especialistas dicen que si se es hipertenso, no debe tomarse más de una cucharadita al día de sal.

Finalmente, recuerda que "tenemos en nuestra cultura dos productos que, de buenos que son, si no existieran, habría que inventarlos". El yogur es un alimento "maravilloso" que impide la formación del colesterol por su bajo contenido en cremas y grasas. El segundo son las patatas, un "excelente" regulador del aparato digestivo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto