Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Cáncer de colon

Si se detecta a tiempo, existe casi un 99% de posibilidades de eliminarlo con cirugía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 14 octubre de 2005

Cada año se detectan en España 25.000 nuevos casos de cáncer de colon y, de ellos, los que se descubren a tiempo son superados en un 99% tras una pequeña intervención quirúrgica en la que se elimina sólo la parte afectada. Las técnicas han avanzado de tal manera que en la mayoría de los casos no es necesario el tratamiento con quimioterapia o radioterapia, y los cirujanos recurren incluso a operaciones de reconstrucción del intestino en los casos más complicados para evitar la colocación de bolsas donde depositar las heces. En cualquier caso, la prevención es fundamental y unos sencillos consejos sobre la alimentación o el deporte moderado pueden ayudar, si se ponen en práctica, a reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

Síntomas

El cáncer de colon es una enfermedad silenciosa, lo que significa que en el momento en el que aparecen los síntomas éstos denotan un estado avanzado del tumor. La primera señal de alarma suele ser la aparición de sangre en las heces La primera señal de alarma suele ser la aparición de sangre en las heces, uno de los síntomas más frecuentes y que permiten conocer si el tumor se encuentra en el recto, en el sigma o en el colon descendente (sangre roja), o por el contrario, está localizado en el colon ascendente (sangre negra). “Los pacientes que descubren que sangran están ya en alerta porque en caso de que no sufran dolores ni molestias, únicamente cuando el tumor sea grande e impida que salgan las heces serán realmente conscientes del problema que tienen, aunque en un primer momento creen que se trata de estreñimiento”, asegura el presidente de SEOM.

Otros síntomas son la expulsión de heces más estrechas, que se corresponden con un estrechamiento del intestino por parte del tumor; tenesmo o sensación de evacuación incompleta; dolor abdominal semejante a un cólico, que puede estar localizado o ser difuso y que, en los casos en los que la masa tumoral cierra por completo el tubo intestinal, produce además estreñimiento y vómitos.

Por otro lado, el cansancio extremo o la pérdida de peso sin causa aparente, así como la pérdida de apetito, son otros síntomas de la enfermedad, que pueden darse también en otras enfermedades, por lo que ante su aparición y ante cualquier duda, el mejor consejo es acudir siempre al médico para que realice las pruebas oportunas y determine si se trata de un tumor o un caso de hemorroides, diarrea o trastorno digestivo.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones