Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Cáncer de colon

Si se detecta a tiempo, existe casi un 99% de posibilidades de eliminarlo con cirugía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 14 octubre de 2005

Cada año se detectan en España 25.000 nuevos casos de cáncer de colon y, de ellos, los que se descubren a tiempo son superados en un 99% tras una pequeña intervención quirúrgica en la que se elimina sólo la parte afectada. Las técnicas han avanzado de tal manera que en la mayoría de los casos no es necesario el tratamiento con quimioterapia o radioterapia, y los cirujanos recurren incluso a operaciones de reconstrucción del intestino en los casos más complicados para evitar la colocación de bolsas donde depositar las heces. En cualquier caso, la prevención es fundamental y unos sencillos consejos sobre la alimentación o el deporte moderado pueden ayudar, si se ponen en práctica, a reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.

Diagnóstico

La principal prueba para detectar la enfermedad, incluso antes de que el paciente sienta cualquier síntoma, es el test de sangre oculta en las heces (TSOH), que puede dar lugar a “falsos positivos” si no se realiza adecuadamente. Con él se detecta si existe o no sangre en las deposiciones y la necesidad de una colonoscopia si el resultado da positivo para comprobar así el origen del sangrado.

El TSOH se puede realizar en el propio domicilio. Para ello, el paciente sólo debe tomar una muestra de heces durante tres días consecutivos y depositarlas en un sobre especial que contiene varias tiras reactivas. Posteriormente, será personal sanitario quien analice las tiras y la posible variación de su color, “lo que indicará que existe sangre en las deposiciones y requerirá estudios posteriores para diagnosticar el origen de la misma”. Además de esta prueba, se puede realizar también un análisis de sangre y orina para conocer el estado general del paciente, una exploración del ano y parte del recto o tacto rectal y la citada colonoscopia, “que es una prueba muy molesta pero muy eficaz”, describe Antonio Antón. En concreto, gracias a la colonoscopia se puede observar la mucosa de todo el colon y el rectoGracias a la colonoscopia se puede observar la mucosa de todo el colon y el recto a través de un tubo largo y flexible, con una luz y una cámara en un extremo, que es introducido por el ano y se denomina endoscopio.

Según confirma la Asociación Española de Endoscopia Digestiva, lo habitual es que el paciente esté sedado, “no dormido”, de forma que no sienta molestias ni dolor. Si durante la colonoscopia el médico observa una lesión sospechosa, llevará a cabo una biopsia y extraerá una muestra de tejido que será estudiada por un especialista, quien diagnosticará si se trata de un tumor.

Por último, para confirmar la enfermedad se pueden realizar radiografías de tórax, ecografías abdominales o endorrectales y pruebas encaminadas a la detección de marcadores tumorales, sustancias que aparecen en cantidades superiores a lo normal cuando se trata de personas que padecen algún tipo de cáncer.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « Síntomas
  • Estás en la página: [Pág. 3 de 3]

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones