Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

El impacto de las enfermedades del corazón

Las patologías cardiovasculares causan cada año 4,5 millones de muertes en la Unión Europea

  • Autor: Por

  • Fecha de publicación: jueves 7 septiembre de 2006

Más de 30.000 cardiólogos han debatido, con motivo del Congreso Mundial de Cardiología celebrado en Barcelona del 2 al 6 de septiembre, aspectos relacionados con el envejecimiento de la población, la obesidad infantil y su relación con la
medicina cardiovascular. Además de destacar el valor del estilo de vida y los hábitos saludables como factores de protección cardiovascular, los especialistas han presentado novedades importantes asociadas a la prevención, al tratamiento y a la rehabilitación. Uno de los principales estudios presentados pone en valor la importancia del entorno social y familiar para proteger la salud del corazón.

Control cardiaco desde casa

/imgs/2006/10/monitoring1.jpg

La telemonitorización es un sistema de monitorización de constantes vitales que se realiza de forma continua y desde el domicilio. Este sistema de comunicación con radiofrecuencia combinada con telefonía móvil permite eliminar totalmente las conexiones mediante cables. Con este método se pretende simplificar el control hemodinámico para conseguir que sean más útiles para los pacientes, en especial para los incapacitados o para los de edad avanzada.

En una comunicación presentada por Andrea Mortara, de Milán, se señalan cambios importantes en un futuro en el control hemodinámico de pacientes. El estudio, un ensayo controlado, incluye 461 pacientes con fallo cardiaco crónico en domicilio, elegidos al azar de entre 11 centros hospitalarios de Italia, Polonia y del Reino Unido.

En el estudio se compara el control de estos pacientes mediante la práctica clínica supervisada mediante contacto telefónico convencional, la telemonitorización, con toma de constantes vitales y como estrategia secundaria, un registro de la actividad eléctrica del corazón (ECG), de la respiración y un registro de la actividad física.

La telemonitorización a largo plazo permitirá la identificación de problemas con anticipación a la deterioración clínica

Uno de los objetivos de la investigación era esclarecer si un control continuo de ECG, de la respiración y de la actividad, además de reducir costes totales de la asistencia médica, incluyendo la disminución de los ingresos hospitalarios, mejoraba el bienestar del paciente. También pretendían definir el predominio y el impacto clínico de arritmias y anormalidades de respiración en pacientes con fallo cardiaco, tanto en periodos de inestabilidad como para determinar si la terapia que seguían era la óptima. Se evaluó la ocupación de camas hospitalarias para cualquier acontecimiento cardiovascular (muerte, insuficiencia cardiaca, arritmias, angina inestable, infarto del miocardio, entre otras), las medidas de bienestar del paciente, cambios en el tratamiento, los costes de cuidado y la rentabilidad.

De acuerdo con los resultados obtenidos, el especialista concluía su exposición presumiendo que la telemonitorización a largo plazo permitirá identificar problemas con anticipación al deterioro clínico, la optimización del tratamiento y una supervivencia mayor. Asimismo, animará, según el experto, al autocuidado del paciente con fallo cardíaco. Una de las expectativas es que, si esta práctica se muestra eficaz, pueda ser extrapolable a otras situaciones clínicas, como en el tratamiento y control de la apnea del sueño y en pacientes aquejados de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones