Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

La andropenia

Tener niveles de testosterona muy bajos es una de las principales causas de este trastorno

El 70 % de los varones españoles nunca ha oído hablar de la andropenia, sin embargo, más de tres millones y medio de hombres españoles entre 45 y 75 años sufre varios de los síntomas que se asocian a ella, y muchos no reciben tratamiento alguno. Son datos que se han obtenido de la Encuesta Nacional sobre Salud del Hombre y Andropenia, realizada por el Grupo de Estudio de Salud del Hombre (GESH). Provocada por un descenso en los niveles de testosterona, la andropenia puede llegar a condicionar la vida de muchos hombres, que desconocen sus causas, síntomas y, lo que es más importante, que tiene tratamiento.

Síntomas

La sintomatología de la andropenia hace muy difícil su correcto diagnóstico y es que sus causas son múltiples y variadas; en ellas pueden influir algunos tratamientos, enfermedades como la diabetes o la obesidad y en algunos casos incluso los hábitos de vida de una persona. “Está comprobado que la testosterona puede verse alterada por factores tóxicos”, asegura el doctor Pomerol.

Lo que sí que está claro es que su origen no es genético ni hereditario. Se debe, principalmente, a modificaciones en las células del testículo (células de Leydig) y está relacionada con las hormonas que se producen en el hipotálamo y el la hipófisis, que influyen sobre las propias células del testículo. Estudios recientes han demostrado que más de la mitad de los españoles con andropenia no reciben tratamiento alguno para contrarrestar sus síntomas, Más de la mitad de los españoles con andropenia no reciben tratamiento alguno para contrarrestar sus síntomas que pueden afectar a múltiples órganos. Entre ellos destacan los siguientes:

Síntomas relacionados con el sexo:

  • Disminución del deseo sexual
  • Disminución del volumen de eyaculado
  • Disminución del rendimiento sexual: frecuencia y calidad de las erecciones tanto nocturnas
  • Menor calidad del orgasmo

Síntomas psíquicos:

  • Depresión
  • Pérdida de auto confianza
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Insomnio

Síntomas neurológicos:

  • Fatiga
  • Pérdida de vitalidad
  • Lentitud de los procesos mentales
  • Pérdida de memoria
  • Dificultad de concentración
  • Pérdida de la capacidad de orientación espacial

Síntomas vasomotores:

  • Sofocos
  • Sudoración
  • Taquicardia
  • Cefalea
  • Frialdad de extremidades

Síntomas locomotores:

  • Disminución de la masa y fuerza muscular
  • Degeneración artrítica
  • Disminución de la densidad mineral ósea

Síntomas constitucionales:

  • Aumento de la grasa corporal y visceral
  • Fragilidad de vello y cabello
  • Sequedad y atrofia cutánea
  • Cambios en la voz

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones