Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

La caspa

Su aparición se debe a una inflamación de la piel en el cuero cabelludo

Provoca situaciones embarazosas y crea inseguridad a quien la tiene. Aparece tanto en hombres como en mujeres, por lo general en la pubertad. Su causa principal es genética, aunque puede surgir como signo de otras enfermedades. Un error muy extendido es pensar que se debe a la falta de higiene, cuando en realidad su origen se encuentra en una alteración del funcionamiento de las células de la piel del cuero cabelludo. No es contagiosa ni causa la caída del cabello. Y aunque no se puede curar, la buena noticia es que se puede controlar. Hablamos de la caspa, uno de los problemas cutáneos más engorrosos y que más acomplejan a quienes lo padecen.

Diferentes teorías

Todavía se discute cuál es el origen de la caspa. Muchos autores discrepan de si el hongo pityrosporum ovale es o no el agente responsable de la descamación. El pityrosporum ovale es un hongo que todos llevamos en la piel y que en condiciones normales resulta inofensivo. Cuando las condiciones del cuero cabelludo cambian, por causas naturales que están fuera de nuestro control, el hongo puede proliferar. Según algunas teorías, cuando esto sucede, el proceso natural de regeneración de la piel se acelera para combatir el hongo, causando que las células muertas caigan con mayor frecuencia. El resultado son los síntomas de la caspa, como resequedad, escamas y comezón.

Algunos estudios sugieren que este hongo encuentra en los estados descamativos un lugar de cultivo idóneo y que esta es la razón por la que prolifera. En cambio, otros autores creen que el pityrosporum ovale es la causa que provoca propiamente la descamación. “No se puede dar una relación de causa y efecto, pero es cierto que este hongo se encuentra en mayor cantidad en las personas que sufren de caspa”, asegura Grimalt.

La caspa es un problema que afecta por igual a hombres y mujeres. Se manifiesta especialmente durante la pubertad, cuando se alteran muchas actividades del organismo, y alcanza su punto máximo entre los 25 y los 40 años, disminuyendo al aumentar la edad. “No se sabe la cantidad de personas que padecen de caspa porque se trata de la manifestación de muchos procesos y enfermedades diferentes”, comenta Peyrí.

Un error muy extendido es pensar que la caspa procede de la falta de higiene. “Eso no es así. Muchas personas que se lavan el pelo a diario y aun así tienen caspa”, afirma el doctor Pablo García Fernández, director de la Clínica Médica Capilar, de León.
“Sin embargo, es habitual que la gente, por desconocimiento o por una información poco acertada, se lave la cabeza cada tres o cuatro días. Eso puede contribuir a que aparezca más grasa, más picores y también más caspa”, asegura Alberto Gorrochategui, dermatólogo de la Clínica Capilar Dr. Gorrochategui, de Bilbao. “Por eso es importante lavarse la cabeza de forma frecuente”, añade. Ramón Grimalt opina que “si una persona con mucha tendencia a tener caspa se lava la cabeza muy a menudo, la caspa se notará menos”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones