Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Marearse en los viajes

Palidez, sudoración, náuseas, fatiga, debilidad y nerviosismo son algunos de los síntomas del mareo que pueden condicionar un viaje

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 3 junio de 2004
Img mareo coche Imagen: Mariah

Ante la decisión de emprender un viaje, el mareo, o cinetosis, determina en más de una ocasión el destino final, según el transporte que se requiera. Este trastorno, que de manera habitual se acompaña de náuseas, malestar general e, incluso, vómitos, se debe a una pérdida de equilibrio provocada por el movimiento externo. Aunque son muchos los productos farmacéuticos destinados a evitar esta situación (chicles, pastillas, parches…) no todos garantizan su eficacia. Los médicos aconsejan medidas como no comer en exceso antes de iniciar el viaje, no leer y evitar las altas temperaturas, entre otras.

Factores que influyen en el mareo

La edad es un factor importante en el mareo. “A partir de los primeros años de vida y en la edad adulta, las células son más sensibles. Por eso los mayores y los niños son quienes más se marean”, apunta Enrique Rodríguez, del servicio de Otorrinolaringología del hospital de Txagorritxu (Vitoria). Sin embargo, los recién nacidos y los niños menores de dos años no sufren este problema. Es a partir de esa edad cuando aumenta la sensibilidad de forma progresiva. Por eso los niños se marean más que los adultos. “En estos, el problema se reduce poco a poco, hasta que vuelve a incrementarse en la vejez”, según constata el neurólogo Antón Digón, del hospital vitoriense Santiago.

El mareo también se da con videojuegos o con simuladores de vuelo, por la cantidad de información visual con movimiento

La creencia popular destaca que las mujeres se marean más que los hombres durante los viajes pero, según Rodríguez, no hay disponible ningún estudio que lo demuestre, si bien es cierto que durante determinados períodos hormonales, como la menstruación o el embarazo, “baja la capacidad sensorial de la mujer y ello provoca que se maree con mayor facilidad”.

Puesto que el movimiento es el culpable principal, el barco es uno de los medios de transporte donde más posibilidades se tienen de sufrir mareo, seguido del coche, autobús y, por último, el avión. Pero también se puede sufrir este problema en otras situaciones, como señala Rodríguez: “Muchas personas se marean en atracciones, sobre todo en la noria. En el coche o autobús aumenta la probabilidad si se circula por una carretera sinuosa o si los automóviles tienen más suspensión. Pero también se dan estas situaciones en jugadores de videojuegos o con simuladores de vuelo, debido a que reciben información visual con mucho movimiento”.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones