Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Nocturia, cuando la necesidad de orinar no deja dormir

Cenar muy tarde e ingerir mucho líquido, ya sea bebida o alimentos ricos en agua, como sopas o ensaladas, contribuye a que el problema se agrave

  • Autor: Por

  • Fecha de publicación: domingo 20 junio de 2010

Levantarse en mitad de la noche para ir a orinar es un síntoma de la micción nocturna que deteriora la calidad de vida de quienes lo padecen. Un reciente estudio sobre el mismo aporta nuevos hallazgos sobre la frecuencia de la micción y el tipo de problemas que conducen a él, así como claves para el tratamiento de estos pacientes en el futuro. Entretanto, los expertos que lo han realizado defienden la extensión de la figura del asesor de continencia para ayudar a paliarlo.

Percepción de los afectados

/imgs/2010/06/sueno1.jpg
La percepción subjetiva de los pacientes es peor que la realidad, por norma general. “A menudo aseveran que se levantan una media de cuatro veces durante la noche, pero los registros señalan tres, es decir, entre 1 y 1,5 veces reales por debajo”, destaca José Emilio Batista. Los resultados también concluyen que la clasificación clásica, según la cual se separa a los pacientes que tienen problemas de líquidos y de vejiga, es irreal. “La mayoría padece de ambos problemas”, añade el experto.

Un estudio urodinámico completo de estos pacientes ha permitido averiguar que buena parte de ellos tiene los dos problemas. Ésta no es una buena noticia, pero explica por qué la nocturia es un síntoma de tan difícil tratamiento. “Esperamos que, en un futuro, este resultado ayude a plantear mejor el tratamiento. Deberemos tratar ambos problemas y buscar nuevas estrategias, porque las que tenemos no acaban de funcionar”, expone. Hasta ahora, cerca de 30 pacientes han pasado por el “Nocturia Study”.

Muchos casos de nocturia guardan relación con ciertas costumbres erróneas muy extendidas

La razón de este pequeño número es que “es una prueba nueva y a los pacientes les cuesta entenderla”. No la cubren ni la Seguridad Social ni las compañías de seguros, sino que se ha llevado a cabo gracias a una beca de un laboratorio. “Por eso, el reclutamiento de los pacientes ha sido lento”, indica Batista. Los resultados obtenidos ya se han presentado en el Congreso de la Sociedad Internacional de Continencia, en San Francisco (EE.UU.), en 2009, y en el Congreso Nacional de Urología, que ha tenido lugar en Bilbao del 11 al 14 de junio.

Hasta 2011, se espera reclutar a otros 25 ó 30 pacientes más. El problema, opina Batista, es que a diferencia de la investigación en cuanto a diagnóstico y tratamiento de síntomas y enfermedades cardiovasculares, los estudios de incontinencia urinaria llevan un retraso de 30 años.

Asesor de continencia

El asesor de continencia es una figura profesional que surgió hace apenas 20 años a través de un grupo urológico de Bristol, en Reino Unido. Ese grupo marcó todas las pautas de diagnóstico y tratamiento médicos en el hospital y otros dispositivos asistenciales, así como el seguimiento, con el apoyo del asesor de continencia, de un fisioterapeuta o enfermera que se encargaban de las medidas de apoyo al paciente con incontinencia o alteraciones del ciclo miccional.

El papel del asesor es dar soporte a los pacientes y aconsejarles respecto a medidas dietéticas, dispositivos, tratamiento farmacológico y el sondaje intermitente para vaciar la vejiga, entre otros. Gracias a su papel, que complementa al del médico y la enfermera, que no podrían realizar un seguimiento tan estrecho de los pacientes, en Bristol se detectó un consumo menor de pañales y una mejora en la calidad de vida de las personas incontinentes, lo que constituye un éxito destacable.

“Los pañales son una de las primeras partidas de gasto de la Seguridad Social, suponen más cantidad de dinero que algunas de las medicaciones más prescritas, como el omeprazol para la úlcera gástrica y duodenal”, destaca Batista. Después de ese éxito, la figura del asesor de continencia se extendió al resto de centros ambulatorios y hospitales del Reino Unido. Sin embargo, el asesor de continencia apenas existe en España. Batista conoció de primera mano el papel de este profesional en 2004 y, desde entonces, su equipo ha celebrado distintas jornadas internacionales para dar a conocer esta figura. La intención final es que, como sucede en problemas de salud, como en la hipertensión arterial, el tratamiento se lleve a cabo por equipos multidisciplinares.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones