Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Pancreatitis

El alcohol es la principal causa de la inflamación del páncreas, que en pocos días puede provocar la muerte

Pasajera o permanente, la inflamación del páncreas o pancreatitis afecta a una decena de personas de cada 100.000 habitantes. Lo habitual es que esté causada por el consumo abusivo de alcohol, aunque también influyen otros factores como las enfermedades biliares, algunos fármacos o infecciones. Con el tratamiento adecuado, esta patología puede curarse en apenas unos días o semanas, pero si el caso es grave puede complicarse de manera rápida hasta producir la muerte. Un dolor fuerte e intenso en la parte superior del abdomen es la principal alarma para detectar la enfermedad, que quedará finalmente diagnosticada con los correspondientes análisis y radiografías. En los casos más graves puede derivar incluso en la aparición de un tumor, que requerirá de intervención quirúrgica para su extirpación.

Tratamiento

Según se trate de pancreatitis aguda o crónica el tratamiento que corresponderá a cada paciente será uno u otro, siempre decidido por un facultativo. En este sentido, el doctor Carlos Ballesta, del Servicio de Cirugía del Centro Médico Teknon recomienda que en el caso de pancreatitis aguda leve se extirpe la vesícula (colecistectomía) cuando la causa sea la aparición de piedras, mientras que al tratarse de una pancreatitis aguda grave aconseja que se retrase la extirpación hasta estudiar bien el caso y analizar las causas.

Otras medidas a poner en práctica son el tratamiento con analgésicos del dolor y la restricción de los alimentos por la boca, que se administrarán por vena hasta que el médico determine las comidas que pueden ser ingeridas por el paciente. Así, es muy normal que el paciente pierda varios kilogramos durante la enfermedad y que, una vez que vuelva a comer, los alimentos sean fraccionados a lo largo del día en un mínimo de cinco comidas.

Si el paciente padece también diabetes, debe controlarse el nivel de glucosa en la sangre mediante una dieta adecuada, medicación o inyección de insulina, según el tratamiento que siga rutinariamente.

Cuando se diagnostique una pancreatitis crónica, señala Ballesta, “el tratamiento adecuado es el de sus síntomas, pero lo primordial es abandonar completamente la bebida“. Tampoco es conveniente consumir en exceso los alimentos ricos en grasas, que pueden provocar molestias en el estómago y diarrea, aunque no se deben evitar sino controlar su absorción a través de medicamentos que contienen las enzimas que produce el páncreas. En concreto, la Asociación Española de Gastroenterología recomienda que este tipo de medicinas se administren durante la comida, “no antes ni después”, y que las cápsulas se tomen enteras para no perder su eficacia. No obstante, no se deben ingerir salvo recomendación médica puesto que en ocasiones pueden provocar dolor e hinchazón del vientre, irritación de la piel que rodea el ano, aumento de los niveles de ácido úrico y reacción alérgica.

El pasado año el Servicio de Cirugía del Hospital Reina Sofía de Córdoba recibió el Premio Nacional de Investigación en Cirugía por un trabajo en el que se defendía la aplicación de un antioxidante denominado melatonina, para el tratamiento de enfermedades graves del páncreas. Un estudio experimental y pionero a nivel mundial en el que gracias al citado antioxidante los cirujanos cordobeses lograron controlar las lesiones provocadas en la glándula pancreática durante el transcurso de una pancreatitis aguda.

Sin embargo, según explica el doctor Javier Briceño, codirector de la investigación, el experimento tan sólo se ha aplicado hasta el momento en un grupo de animales, ya que “los trámites burocráticos obligan a seguir un protocolo de actuación y cumplir varias fases, lo que supone un periodo más largo del deseado”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones