Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Rinitis

Afecta al 22% de la población y provoca la aparición de pólipos en la nariz, malformaciones en el paladar o apneas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 25 noviembre de 2005
Img rinitis p

La rinitis o afección que ataca sobre todo a la mucosa nasal es una enfermedad cada vez más común que deteriora la calidad de vida del paciente y provoca una disminución del rendimiento escolar y laboral. Si no se sigue el tratamiento adecuado, dos de cada diez enfermos desarrollan también problemas de asma y pólipos en la nariz, que causan la pérdida de olfato y requieren intervención quirúrgica. En el caso de las embarazadas, su estado provoca la aparición de la enfermedad o su empeoramiento y, cuando se trata de niños, la mala respiración causada por la rinitis conlleva malformaciones en el paladar. La apnea o trastornos del sueño es otra de las causas de esta patología, que afecta ya al 22% de la población.

Complicaciones

Pese a no estar considerada una enfermedad grave, la rinitis puede presentar complicaciones que en el caso de los niños puede provocar mala respiración, alteraciones del sueño y deformidades en el paladar y los dientes,En los niños la rinitis puede provocar mala respiración, alteraciones del sueño y deformidades en el paladar y los dientes siendo necesario en estos casos un tratamiento de ortodoncia. Roberto Pelta explica cómo la rinitis impide a los más pequeños respirar bien, mientras que en los adultos puede provocar apnea e hipertensión, aunque las complicaciones más habituales son la aparición de sinusitis o pólipos en la nariz, una formación que suele ser benigna, aunque conlleva la pérdida de olfato y requiere una intervención quirúrgica.

“Además -prosigue Pelta-, en algunas mujeres embarazadas, su estado favorece la aparición de la enfermedad si no la tienen diagnosticada y, si la tienen, se puede complicar, puesto que hay determinados medicamentos que no se pueden utilizar y se dificulta el control de la enfermedad”. Pero ésta no es la única complicación asociada a la rinitis, puesto que también se relaciona con la aparición de asma y la dificultad para respirar si no se aplica el tratamiento adecuado, así como con la aparición de costras y bronquitis.

En el plano físico, esta enfermedad puede contribuir al deterioro de la calidad de vida del enfermo puesto que, precisa el presidente de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergología Pediátrica, Antonio Martorell, “afecta a su estado emocional, vida social e, incluso, en los niños alérgicos puede influir en su rendimiento escolar y capacidad de aprendizaje”. En este sentido, el profesor Negro apunta que la enfermedad es también causa de fatiga, dolor de cabeza y alteración en el sueño, al tiempo que presenta a menudo problemas de conjuntivitis, que pueden complicarse en temporadas de mayor concentración de pólenes.

“La alergia a pólenes y epitelios de animales puede afectar, además de a la mucosa de la nariz, a los ojos, produciendo su inflamación con picor, enrojecimiento y lagrimeo”,agrega Martorell. Muchas veces en los alérgicos a los ácaros del polvo doméstico y a las esporas de hongos estos síntomas pueden seguirse de la inflamación de los bronquios y provocar la aparición de asma bronquial.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones