Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Síndrome alcohólico fetal

El consumo de alcohol durante el periodo prenatal puede provocar múltiples trastornos al futuro bebé

  • Autor: Por

  • Fecha de publicación: jueves 25 enero de 2007

El síndrome alcohólico fetal es la primera causa identificada de retraso mental, la tercera de malformaciones congénitas y el causante de anomalías número uno en los países desarrollados. Los mecanismos específicos por los que se producen estos efectos teratogénicos todavía no se conocen con exactitud, aunque se sabe que favorece la muerte de neuronas y disminuye la absorción de proteínas, vitaminas y minerales esenciales para el crecimiento fetal. No hay curación para este síndrome. Pero lo más importante es que existe la prevención completa: basta no ingerir alcohol durante el embarazo.

Prevención

/imgs/2006/10/amp1.jpg

La dramática realidad es que las adicciones han aumentado en las mujeres, y en edad fértil. Todo un reto para la familia, las instituciones de salud y la sociedad en general, para las que prevenir será siempre mucho más eficaz que curar. La acción preventiva pasa, fundamentalmente, por evitar el consumo de alcohol, tanto durante el embarazo como en el caso de sospecha. El problema es que el consumo de alcohol, convertido en adicción, eleva el riesgo de exposición prenatal, y con ello la necesidad de recurrir a los servicios adecuados de ayuda.

«Es necesario mejorar las técnicas de detección, diagnóstico y tratamiento mediante campañas destinadas a educar a los profesionales sanitarios»
Las consecuencias de la exposición prenatal al alcohol perduran toda la vida y, pese a que los datos de recientes encuestas revelan que el grado de conocimiento del término síndrome alcohólico fetal (SAF) es generalizado, aún quedan algunos aspectos por aclarar, como las necesidades de los niños que la padecen. En EEUU, los CDC están comprometidos con la educación y la concienciación de los cuidadores de los afectados, con el programa educativo «Programa de concienciación y educación sobre el síndrome alcohólico fetal».

Según los CDC, es tan ineludible como viable mejorar las técnicas de detección, diagnóstico y tratamiento de los niños con SAF y otros trastornos relacionados con el consumo de alcohol mediante campañas destinadas a educar a los profesionales sanitarios. Otro de los objetivos, según los expertos, es que todas las personas vinculantes a estos niños (padres y resto de familiares, cuidadores, personal escolar, servicios sociales y judiciales) puedan beneficiarse de mayor formación sobre el síndrome, sus efectos y las estrategias para trabajar con un niño para permitirle alcanzar su potencial máximo y cómo encontrar los servicios adecuados en cada caso.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones