Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Síndrome premenstrual

Tres de cada cuatro mujeres sufren algún síntoma relacionado con el ciclo menstrual

  • Autor: Por

  • Fecha de publicación: lunes 5 enero de 2009
Img duvet Imagen: Vanina W.

Hoy, la definición más sencilla del síndrome premenstrual explica que se trata de un conjunto de síntomas que se manifiestan, regularmente, durante la segunda fase del ciclo menstrual, es decir, desde la ovulación hasta que aparece la menstruación. No obstante, algunos expertos alargan este período y consideran que, en algunas mujeres, los síntomas no desaparecen hasta que acaba la regla.

Diagnóstico y tratamiento

/imgs/2009/01/female-jogger1.jpg
Cuando una mujer sufre irritabilidad, cambios de humor y un síndrome depresivo severo dentro de los siete días previos a la menstruación y se resuelve con la aparición de ésta, nos hallamos delante de lo que los expertos llaman el trastorno disfórico premenstrual o, lo que sería lo mismo, una variante extrema del síndrome premenstrual. Así lo cuenta Camil Castelo-Branco, especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico de Barcelona y profesor de la Universidad de Barcelona.

La clave para el diagnóstico, según Castelo-Branco, está en la severidad de los síntomas psíquicos. “Para poder diagnosticar este trastorno es necesario que los síntomas sean suficientemente intensos como para interferir en la esfera sociolaboral de la paciente”.

Distintos síntomas de severidad diversa

El tratamiento variará en función de la severidad de los síntomas y de cada mujer, y deberá estar indicado siempre por el médico. Es aconsejable realizar un diario premenstrual de tres a seis meses antes de acudir al especialista para poder establecer la periodicidad de los síntomas. Los síntomas pueden mejorar mucho con ejercicio o con la dieta. A veces, puede ser suficiente que la mujer intente controlar la situación. De la misma manera, puede ser necesario realizar tratamiento con psicoterapia en la que, en ocasiones, se hace participar a los familiares o a la pareja.

Para aumentar la serotonina, que mejora el humor y reduce la ansiedad, se recomienda tomar frutos secos o fruta fresca

“Los cambios en el humor de la mujer no son subjetivos, pero sí son conscientes de estos cambios las personas que la rodean”, nos explica Elisabeth Del Amo. “Algunos tratamientos con fitoterapia pueden ser útiles a largo plazo y, sobre todo, para los síntomas físicos. La utilización del aceite de Onagra o del Vitex agnus castus está dando buenos resultados ante sintomatología leve”, añade esta experta. Pero, a menudo, es necesario recurrir a fármacos como algunas píldoras anticonceptivas, hormonas o incluso antidepresivos para el control de los síntomas.

Éste sería el caso del trastorno disfórico premenstrual del que nos hablaba Castelo-Branco, para cuyo tratamiento, según cuenta, en ocasiones hay que recurrir a antidepresivos. Asimismo, se conoce que la serotonina es un neurotransmisor cerebral que mejora el humor y reduce la ansiedad. Para mejorar el estado de ánimo los días previos a la regla se recomienda estimular su producción tomando cosas dulces en la cena, frutos secos o fruta fresca.

Los expertos recomiendan, en general, una dieta rica en fruta y vegetales crudos; no abusar de las proteínas y que éstas provengan del pescado, las aves y las legumbres; rebajar la ingesta de grasas; tomar carbohidratos complejos, como productos integrales; aumentar el consumo de minerales como: calcio (lácteos desnatados, frutos secos), minerales como el magnesio (cacao, nueces, almendras), el zinc (cereales, sésamo, legumbres y marisco); tomar alimentos ricos en potasio (patatas, plátanos, legumbres secas y frutos secos), yodo (pescados y algas) y cromo (manzana, levadura de cerveza, etc.); la ingesta de vitamina B6 (soja, patatas y legumbres verdes), que disminuye la tensión mamaria y la ansiedad, de vitamina E disminuye el insomnio, el dolor de cabeza y la depresión, y de vitamina C, que se encuentra en los cítricos.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones