Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Sanidad activa una campaña para prevenir los efectos de las altas temperaturas

Aconseja no tomar el sol durante las horas centrales del día, así como evitar las exposiciones prolongadas o dormirse bajo los rayos solares

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 2 agosto de 2006
Con el inicio del mes de agosto, el Ministerio de Sanidad y Consumo ha puesto en marcha una campaña de publicidad para prevenir los efectos de las altas temperaturas sobre la salud y mostrar las medidas de protección frente al sol y el calor.

La campaña, que estará vigente hasta el próximo 20 de agosto, cuenta con un presupuesto de 1,2 millones de euros y se emitirá en radio y televisión. Su objetivo es evitar los problemas de salud debido a la exposición prolongada al sol y a las altas temperaturas. Los efectos del calor son aún mayores entre los colectivos más vulnerables: ancianos, niños, enfermos crónicos y personas socialmente desfavorecidas.

Las recomendaciones de la campaña inciden en intentar evitar la exposición directa al sol, no realizar ejercicio físico en las horas de más calor, usar ropa clara, ligera y que deje transpirar, y beber agua abundantemente para mantener la hidratación.

Exposición limitada

Quemaduras, insolaciones, afecciones oculares, alteraciones del sistema inmunitario, envejecimiento cutáneo prematuro o melanomas son algunas de las consecuencias de tomar el sol sin precaución.

La exposición debe limitarse al máximo. Desde el Ministerio de Sanidad se recomienda no tomar el sol durante las horas centrales del día, de 12 a 17 horas, así como evitar las exposiciones prolongadas o dormirse bajo los rayos solares. La campaña incide también en la necesidad de proteger adecuadamente la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros y gafas de sol. Además, es fundamental aplicar el protector solar adecuado a cada tipo de piel 30 minutos antes de exponerse al sol, cada dos horas y después de cada baño.

También hay que tomar precauciones en las zonas de baño donde las zambullidas inconscientes provocan cada año un 5% de las lesiones medulares que se producen en nuestro país, sobre todo en niños y adolescentes. Para evitar problemas de este tipo conviene no lanzarse al agua en lugares desconocidos, en zonas con poca profundidad o desde una altura elevada donde puede haber obstáculos, como piedras, ramas o exceso de bañistas. En las piscinas también hay que extremar las precauciones para eludir los contagios de patologías como conjuntivitis, otitis y otras similares. Es necesario usar calzado de goma en las zonas de duchas con el fin de prevenir las infecciones por hongos y esperar el tiempo prudencial después de comer para evitar cortes de digestión.

Asimismo, hay que prestar especial atención a los hábitos alimentarios para impedir las intoxicaciones que se producen como consecuencia de las altas temperaturas. El calor favorece la aparición de microorganismos en los alimentos. Por ello hay que extremar las medidas de higiene y seguir ciertas recomendaciones, especialmente en lo que se refiere a los alimentos que contienen huevo.

Muertos por el calor

Esta campaña llega en un momento en que los muertos por golpes de calor en todo el Estado se elevan ya a 14. La última víctima es una mujer de 86 años que murió ayer en Cataluña. Precisamente, el mayor número de fallecidos por las altas temperaturas en lo que va de verano se registra en esta comunidad, donde cuatro de las cinco víctimas mortales superaban los 75 años, por lo que estaban dentro del grupo de edad considerado de mayor riesgo.

En Alicante, la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana informó de que permanece a la espera de recibir los resultados de la autopsia practicada a un obrero, que falleció el pasado viernes en la localidad de Calpe, para ver si su muerte se debió o no a un golpe de calor.

Además de las cinco víctimas registradas en Cataluña, también han muerto dos personas por el calor en Zaragoza, ambas con edades superiores a los 75 años. El resto de muertes se han producido en Almería, Menorca, Murcia, Orense, Sevilla y Cáceres, con edades entre los 32 y 53 años; más otro caso en Castellón, un hombre de 74 años.

A pesar de que el fin de semana pasado las temperaturas descendieron levemente y dieron un pequeño respiro, la alerta naranja se reactivó ayer en el sureste de España y en Ceuta y Melilla están en alerta roja. El Instituto Nacional de Meteorología (INM) prevé un repunte de los termómetros el próximo sábado.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones