Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Sanidad prepara un “mapa” de las fuentes de emisión de ondas electromagnéticas procedentes de la telefonía móvil

Quiere comprobar el grado de cumplimiento, de empresas y administraciones del Real Decreto que fija los límites de estas emisiones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 22 noviembre de 2001
La ministra de Sanidad y Consumo, Celia Villalobos, anunció ayer en el pleno del Senado, que su departamento está preparando en estos momentos un "mapa" sobre las fuentes de emisión de ondas electromagnéticas procedentes de la telefonía móvil. El objetivo de esta iniciativa, según Villalobos, es comprobar el grado de cumplimiento del Real Decreto que marca los limites de estas emisiones por parte de empresas y administraciones.

Asimismo, también señaló que el Ministerio tiene la voluntad de elaborar un informe y disponer las normas necesarias sobre las experiencias obtenidas en materia de emisiones electromagnéticas los próximos tres años, en el caso de que se produzca cualquier cambio en este tema. Villalobos señaló que otro de los objetivos de su departamento es hacer llegar a los pequeños y medianos ayuntamientos el contenido y funcionamiento del Real Decreto, para lo cual pondrá en marcha cursos y seminarios en todo el territorio nacional y repartirá folletos explicativos entre los ciudadanos, esta última iniciativa comenzará a desarrollarse la próxima semana.

Durante su comparecencia en el Senado, la ministra de Sanidad reiteró la preocupación y responsabilidad que tiene el Gobierno en cuanto a la regulación de los riesgos que pueda tener para la salud los campos electromagnéticos generados por las infraestructuras de telefonía móvil, así como la vigilancia extrema de las zonas más sensibles a estos problemas. En este sentido, señaló que cuando ha surgido preocupación sobre el tema de la peligrosidad de las antenas de telefonía, el Gobierno siempre se ha basado solo y exclusivamente en los informes de los científicos que, según la Comisión Europea, no han cambiado un ápice desde las recomendaciones de 1999.

Por último, Villalobos dijo que ni en nuestro país ni en toda la Unión Europea existen indicios que relacionen la emisión de ondas electromagnéticas o el uso de teléfonos móviles con el cáncer, asegurando que de haber alguna confirmación de esta relación, se tomarían las medidas oportunas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones