Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Sanidad presenta el protocolo para la detección, atención y seguimiento de la violencia de género

Proporcionará a los profesionales sanitarios recomendaciones específicas para detectar posibles casos de maltrato

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 24 abril de 2007

Según datos del Consejo de Europa, entre el 20% y el 25% de las mujeres europeas ha experimentado maltrato físico al menos una vez en su vida, y una de cada diez ha padecido alguna agresión sexual. Si se analizan en conjunto todas las formas de violencia, incluido el acoso, el porcentaje de afectadas alcanza el 45%.

Durante la presentación del protocolo, Salgado subrayó que la violencia contra la mujer no es un problema privado, sino que el Estado, como garante de los derechos de los ciudadanos, tiene la responsabilidad de prevenir, investigar y penalizar esta lacra.

Pautas de actuación

El protocolo incluye dos primeros apartados en los que se repasan los conceptos generales sobre las causas, procesos y consecuencias que para la salud tiene la violencia de género. También se pone de manifiesto la importancia que puede tener el personal de los servicios sanitarios en la ayuda a las afectadas.

El texto tiene en cuenta las características de los distintos niveles asistenciales y ofrece a los profesionales de cada uno de estos servicios recomendaciones específicas tanto sobre lesiones como sobre actitudes que puedan hacer sospechar que se encuentran ante una mujer que sufre violencia.

También facilita información sobre los aspectos jurídicos y éticos que los profesionales deben tener en cuenta frente a casos de violencia ejercida contra las mujeres, e incluye una mención general de los recursos a los que se pueden derivar a estas en las distintas comunidades autónomas.

Hay además un capítulo específico sobre procedimientos que deben seguirse ante casos de agresiones sexuales, situaciones que tienen implicaciones forenses y legales especiales que deben conocerse en los centros sanitarios.

Detección precoz

Salgado destacó las dificultades que el grupo de trabajo ha encontrado a la hora de trasladar al contexto de la violencia de género el concepto de detección precoz, una práctica habitual en salud pública y que fue concebida para su aplicación a las enfermedades biológicas. Entre otras razones, porque en estos casos los servicios sanitarios tratan las consecuencias en la salud de las mujeres que han sufrido un problema social cuyas causas no son prevenibles sanitariamente.

"Esto significa que el enfoque clásico de detección precoz no se puede trasladar de forma mimética a este problema, ya que ni las posibilidades de tratamiento, ni las consecuencias para la mujer que sufre maltrato y para su familia, son las mismas que en las enfermedades de base biológica", dijo la ministra.

En la actualidad, la Comisión contra la Violencia de Género del Consejo Interterritorial del SNS está trabajando en la elaboración de unos indicadores que sirvan para evaluar la aplicación y desarrollo del protocolo, así como en el establecimiento de los criterios de calidad que deban aplicarse a la formación del personal sanitario que colabore en su desarrollo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones