Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Separados con éxito los dos siameses egipcios unidos por el cráneo

Los hermanos, de dos años, estuvieron 26 horas en el quirófano

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 13 octubre de 2003
Ahmed y Mohamed Ibrahim, los hermanos siameses egipcios de dos años de edad unidos por el cráneo, fueron separados ayer con éxito después de 26 horas de intervención quirúrgica en el Centro Médico Infantil de Dallas (Texas), informaron los médicos.

Este centro hospitalario confirmó que durante la cirugía los niños no sufrieron pérdidas de sangre importantes, ni problemas pulmonares o neurológicos. La confirmación se produjo una hora después de que el doctor Jim Thomas, jefe de la unidad de cuidados intensivos del centro médico, manifestara públicamente que Ahmed y Mohamed estaban "a una distancia sorprendente de vivir vidas independientes".

Según el facultativo, "las cosas han marchado según los planes quirúrgicos. No ha habido sorpresas y no ha surgido ninguna de las complicaciones potenciales que habían previsto los cirujanos". Thomas precisó que una vez que el proceso de separación de las cabezas concluyera, un equipo de cirujanos craneales y faciales tratará de recomponer los cráneos de los niños.

Para ello se utilizará piel de sus propias cabezas, que se expandió con unos dispositivo que se les injertaron cinco meses antes de la operación, y con piel de sus piernas, en las que se empleó el mismo procedimiento para conseguir tejido compatible.

Esta fase de la operación se prolongará al menos seis horas, dijo Thomas, quien precisó que no será más que el inicio de un largo proceso de reconstrucción quirúrgica de las estructuras craneales.

Alto riesgo

En la fase más complicada de la operación, que comenzó a primera hora del sábado, participaron cinco neurocirujanos pediátricos, que separaron la intrincada red de venas y arterias y la porción de tejido cerebral que separaban a los hermanos egipcios. Thomas explicó que lo más complicado era estabilizar la vena que evacuaba la sangre del cerebro de uno de los niños, puesto que en vez de regresar a su sistema circulatorio pasaba al de su hermano. "El hemisferio izquierdo es el que más complicaciones va a presentar", dijo el facultativo el sábado.

Si no se conseguía estabilizar sus sistemas circulatorios, Ahmed y Mohamed podían morir, a lo que se sumaba además el hecho de que los niños han compartido parte de la masa cerebral, que los médicos confiaban en poder dividir sin causar graves daños.

El doctor Kennet Salyer, máximo responsable de la operación, advirtió antes de entrar en el quirófano del alto riesgo de muerte y de daños cerebrales que afrontaban los niños, pero consideró que era un riesgo calculado, teniendo en cuenta los beneficios potenciales.

Los facultativos y los padres de los niños aseguraron haber sopesado muy bien los "pros y contras" del paso por el quirófano de los menores, que de no ser separados no tendrían nunca la posibilidad de andar. Hasta ahora, se han visto obligados a permanecer tumbados o a moverse a gatas, y a ser acarreados por al menos dos personas, además de sufrir problemas musculares en el cuello y la garganta.

En Roma

Y también ayer, otro equipo de médicos separó a dos siamesas griegas de cuatro meses, en una operación de doce horas de duración. La intervención quirúrgica fue llevada a cabo en el hospital Policlínico Gemelli de Roma por un equipo de facultativos encabezado por el experto italiano en neurocirugía Concezio Di Rocco.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones