Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Sexo en la tercera edad

El deseo sexual no desaparece, pero es necesario aceptar los cambios físicos y adaptarse a ellos para vivir una sexualidad plena

Creencias erróneas y soluciones para los problemas fisiológicos

Tanto el hombre como la mujer pueden ser igual de activos sexualmente en la tercera edad y gozar de la misma forma. Así lo aseguran los médicos consultados. No obstante, existen muchas creencias erróneas sobre este tema que la psicóloga Susana Liberal considera que deben ser desmentidas:

  • Los mayores no tienen deseo sexual
  • Las experiencias sexuales son menos satisfactorias en la tercera edad
  • Tener sexo es de ‘viejos verdes’
  • En la vejez hay más posibilidades de tener desviaciones sexuales
  • El sexo es malo para la salud

Todos estos tópicos son totalmente falsos, afirman los especialistas. “Los mayores catalogan de ‘viejo verde’ al que muestra cierto interés por el sexo, pero esto no es cierto. En cuanto a la salud, en algunas enfermedades concretas el sexo puede estar contraindicado, pero es independiente de la edad, sólo tiene que ver con la salud. Por el contrario, la actividad orgánica que se produce es muy positiva y beneficia a los mayores, tanto física como psicológicamente. Por ejemplo, para la depresión es muy bueno, ya que eleva la moral el sentirse atractivo”, apunta Liberal.

Cuando a pesar de seguir todas estas recomendaciones existe un problema sexual que subyace, se recomienda acudir al urólogo, ginecólogo o psicólogo. El geriatra Gómez Pavón propone varias soluciones para algunos cambios físicos: para las mujeres existen unas cremas vaginales o vaselinas para tratar la falta de lubricación. También se comercializan productos similares a la viagra o terapias con estrógenos tras la menopausia, aunque no sólo se usan ante problemas sexuales, sino para prevenir otras alteraciones relacionadas con la disminución de la hormona femenina.

Gómez aclara que el hombre no experimenta una sustitución hormonal tan clara como en la mujer, excepto en los casos de claro déficit de testosterona, que puede provocar impotencia, entre otras alteraciones. Si la causa de los problemas sexuales es vascular, hay medicamentos como la Viagra u otros análogos, que son muy eficaces. Son productos que favorecen la erección, pero no evitan otros cambios en el hombre como necesitar mayor tiempo de excitación o tener una eyaculación más tardía. Hasta hace poco era un campo poco investigado porque se consideraba que los mayores no tenían derecho al sexo.

El doctor Pedro Ramos recuerda que estos medicamentos no se pueden tomar sin control porque tienen contraindicaciones. “No se pueden recetar a personas con problemas cardiovasculares porque se obliga al corazón a trabajar a una intensidad mayor que la que puede soportar. Muchas personas han muerto por usarlo sin control. Por eso debe tomarse siempre con prescripción médica”, recomienda.

El uso de este tipo de productos también suele ir acompañado de muchos prejuicios. Liberal considera que las mujeres son más reacias a probar este tipo de productos, pero cuando se les explica cómo funcionan y lo entienden, no suele haber problema. “Por ejemplo, el uso de los lubricantes puede vivirse como un juego en la relación de pareja. En cuanto a la Viagra, se hacen muchos chistes en la calle sobre el tema y por eso la gente suele ocultar que lo toma, por pudor”, dice.

Otra recomendación que apunta el doctor Ramos respecto al sexo es evitar que la periodicidad sea menor a una vez al año a partir de los 50 años, porque después es muy difícil volver a recuperar la sexualidad. Concluye con la siguiente aclaración: “los propios órganos sexuales desde un punto de vista funcional siguen un proceso de envejecimiento más acelerado. Además, para la relación de pareja es importante mantener la actividad sexual, aunque siempre adaptada a las características de cada uno”.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones