Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Sociedades científicas y médicos piden al Senado que se mantenga firme frente al tabaco

Este colectivo pide que no se dejen extorsionar por las presiones recibidas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 21 noviembre de 2005
El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, formado por sociedades médico-científicas y profesionales, ha pedido por carta a los senadores que se mantengan firmes contra el tabaco en las empresas y en los centros de ocio durante la tramitación en la Cámara Alta de la nueva ley que regula el consumo y publicidad del tabaco.

"Ha habido múltiples presiones para cambiar el contenido de la ley previamente aprobado en el Congreso", aseguraron miembros de este colectivo. Para el presidente del Comité, Rodrigo Córdoba, la inexistencia de espacios para fumar en los centros de trabajo es la mejor solución para la salud de todos y la productividad de las empresas. Y la separación física de fumadores y no fumadores en los centros de ocio es "impecable".

Según los especialistas, siete de cada diez trabajadores que fuman desean abandonar el tabaco cuanto antes, un objetivo que se verá facilitado si a partir del próximo 1 de enero, fecha de entrada en vigor de la nueva ley, las empresas son espacios sin humo.

"Es una cuestión de mentalidad. Los fumadores saben que en cierto modo se les pasan las ganas de hacerlo cuando entran en un recinto donde no se puede fumar. Es uno de los aspectos psicológicos que están relacionados con el tabaco", afirma Rodrigo Córdoba.

El actual texto es, a juicio de este colectivo, intachable también en su redacción sobre el tabaco en los centros de ocio, donde tendrán que establecerse separaciones físicas y ventilaciones independientes para que no se extienda el humo. Los senadores, según el Comité, se van a ver presionados para que extiendan el plazo de adaptación de los locales a lo que manda la ley, que es de ocho meses.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones