Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Tres de cada diez pacientes de las consultas de Atención Primaria son recurrentes

Este tipo de paciente consume nueve veces más recursos que el resto y ocasiona un 10% del gasto sanitario

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 8 marzo de 2009
pacientes recurrentes son aquellos que utilizan los recursos sanitarios de un modo excesivo o injustificado y que acuden de manera arbitraria al médico de familia 12 o más veces al año. Lo habitual es que presenten variados síntomas psicosomáticos y, muchas veces, las pruebas y el diagnóstico facultativo determinan que no sufren patología física alguna. Aunque representan entre un 5% y un 10% del total de pacientes asignados a un médico, copan un 30% de las consultas de Atención Primaria (AP), según el doctor José Luis Garavis, responsable de Formación de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

Estos pacientes consumen nueve veces más recursos sanitarios que el resto y ocasionan un 10% del gasto sanitario. Ello supone para las arcas del Estado un 0,9% del Producto Interior Bruto (PIB), unos costes que se podrían reducir a la mitad con una adecuada formación de los facultativos, indicó Javier García Campayo, psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Muchos de estos pacientes acuden convencidos de que tienen enfermedades físicas, pero las pruebas suelen ser negativas. Si el desencadenante es una reacción de orden psicológico por el estrés o los problemas de la vida diaria, son reacios a que se les derive a los especialistas en salud mental, así que vuelven al médico de Atención Primaria "una y otra vez, durante meses o años", señaló Campayo. En realidad, lo que esperan "es comprensión, que se les escuche y que no se les considere un enfermo psiquiátrico", añadió.

Les resulta difícil admitir que no tienen ninguna enfermedad, que lo que les ocurre es que han amplificado "sus señales somáticas habituales", afirmó José Ángel Arbesú, coordinador de salud mental de SEMERGEN. "Ante cualquier pequeño estímulo acuden a consulta, y lo peor que les puede pasar es encontrarse con un médico poco receptivo. Hay que escucharles y explorarles, buscar causas estresantes (problemas familiares, laborales, etc.) y nunca decirles que no tienen nada, ya que hay que reforzar su autoestima. Además, están convencidos de que sus síntomas físicos no tienen causa psicológica", explicó Arbesú.

Perfil

El perfil del paciente con "adicción" al médico es el de una mujer, casada, mayor de 50 años y con un nivel de estudios bajo. Se ha observado además que algunos tienen mayor prevalencia de enfermedades somáticas crónicas o patologías psiquiátricas (depresión, ansiedad), pero la mayoría lo que pretende es que sus padecimientos sean legitimados por los médicos, según los expertos. El grupo más numeroso y difícil de manejar son los pacientes con síntomas somáticos y sin una enfermedad médica clara que los justifique.

Los expertos aseguran que los pacientes somatizadores deben presentar un mínimo de cuatro síntomas dolorosos relacionados con igual número de sistemas diferentes: dolor (abdomen, dorso, articulaciones, extremidades, etc.); gastrointestinal (náuseas, vómitos, diarrea, intolerancia alimentaria); sexual (al menos uno: disfunción eréctil o eyaculatoria; menstruación irregular); y pseudoneurológico (al menos uno, como pueden ser mareos).

Otro trastorno habitual de los pacientes recurrentes es la hipocondría, con una prevalencia del 2% en Atención Primaria. Solicitan pruebas y exploraciones por un síntoma banal que siempre atribuyen a una enfermedad grave, generalmente de gran impacto social.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones