Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Tres hospitales europeos avalan la eficacia de la cirugía fetal en bebés con hernia diafragmática

Demuestran que es posible tratar este defecto congénito sin abrir la placenta, a través de una mínima incisión en el abdomen de la madre

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 31 julio de 2004

La experiencia con 21 niños se detalla en la revista "Ultrasound in Obstetrics and Ginecology". Aunque nueve de los pequeños tratados murieron por diferentes complicaciones tras el nacimiento y hubo dos abortos, la supervivencia de los niños intervenidos cuando aún estaban en el útero fue del 63%, una cifra muy esperanzadora si se tiene en cuenta que el 95% de estos bebés mueren si no son operados en la gestación. De hecho, durante el tiempo que duró la investigación, los centros europeos examinaron a 17 mujeres embarazadas con la misma malformación, 5 abortaron y 12 esperaron al alumbramiento para operar a sus hijos, pero sólo sobrevivió uno. Sin embargo, los 10 niños que sobrevivieron a la operación desde el útero tienen ahora una media de 18 meses de edad y se desarrollan con normalidad.

La hernia diafragmática no es una malformación congénita muy frecuente. Afecta a una de cada 2.400 gestaciones, pero cuando es grave, resulta casi siempre mortal. Las vísceras de la cavidad abdominal (hígado, estómago, intestinos...) invaden el espacio que deberían ocupar los pulmones, de forma que éstos no pueden desarrollarse adecuadamente. Tradicionalmente se ha esperado al nacimiento para operar el diafragma, aunque muchos pequeños morían porque sus pulmones no tenían espacio para crecer.

Para estos bebés que no pueden esperar, la Medicina apuesta por una intervención para la que muy pocos centros están preparados. "Lo que se ofrece no es una corrección definitiva, pero sí una opción para evitar un deterioro irreversible en los niños", explica Eduard Gratacós, jefe de la Unidad de Medicina Fetal del Hospital Vall d´Hebron y autor principal del estudio.

El tratamiento quirúrgico se realiza en dos etapas. La primera se practica entre las 25 y las 33 semanas de gestación y consiste en taponar la tráquea del feto con una especie de balón que se introduce por la boca del bebé. Al ocluirse la tráquea, el líquido intrapulmonar ejerce la suficiente fuerza para mantener los intestinos en la cavidad abdominal y dejar espacio para que los pulmones se desarrollen.

La segunda fase consiste en retirar el balón que ha mantenido a salvo a sus pulmones. En las primeras intervenciones que se realizaban se esperaba al momento del parto para retirarlo, aunque en los casos que se detallan en el estudio se ha optado por eliminar el balón a las 32 semanas de gestación. Lo que sí espera al nacimiento es la corrección definitiva de la hernia. Cuando el pequeño nace, debe volver una vez más al quirófano para reparar por completo el defecto del diafragma.

El camino es arriesgado, pero es posible e incluso menos peligroso que esperar al nacimiento si lo realizan manos expertas. El Vall d´Hebron es un centro pionero en cirugía fetal. Al estudio que ahora se publica aportan los casos de seis niños que fueron operados en Barcelona. El hospital catalán realizó la primera operación intrauterina en 1999 para corregir un síndrome denominado "transfusión feto-fetal", un problema que aparece en algunos embarazos gemelares, y desde hace dos realiza cirugías de este tipo de hernia congénita.

Etiquetas:

bebés cirugía fetal

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto