Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un alto consumo de leche en el embarazo podría reducir el riesgo de esclerosis múltiple en los hijos

Un estudio afirma que las probabilidades de desarrollar la enfermedad son un 56% menores cuando la madre ingiere cuatro vasos diarios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 11 febrero de 2010
Las probabilidades de que un bebé desarrolle esclerosis múltiple en la vida adulta se reducen si la madre consume abundante leche durante el embarazo. Ésta es una de las principales conclusiones de un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston (Estados Unidos), hecho público durante la reunión anual de la Academia Americana de Neurología que se celebra en Toronto (Canadá).

Para desarrollar este trabajo, tomaron parte 35.794 enfermeras cuyas madres completaron un cuestionario en 2001 sobre sus experiencias y dieta durante el embarazo de su hija. De las enfermeras estudiadas, 199 desarrollaron esclerosis múltiple en el periodo de estudio, que fue de 16 años. Los investigadores descubrieron que el riesgo de esclerosis múltiple era menor entre las mujeres nacidas de madres que tuvieron un alto consumo en leche o en vitamina D procedente de la dieta durante el embarazo.

"El riesgo de esclerosis múltiple entre las hijas cuyas madres consumían cuatro vasos de leche al día era un 56% menor que el de aquellas hijas cuyas madres tomaban menos de tres vasos por mes", explica Fariba Mirzaei, responsable del estudio. También descubrieron que el riesgo de la enfermedad entre aquellas mujeres que estaban entre el 20% de las que tenían un mayor consumo de vitamina D durante el embarazo era un 45% menor que en el caso de quienes estaban en el 20% de menor consumo.

Mirzaei indica que existe una creciente evidencia de que la vitamina D tiene un efecto sobre la esclerosis múltiple. Los resultados de este estudio sugieren que este efecto podría comenzar en el vientre materno. Las fuentes más importantes de vitamina D son la leche con suplementos, el pescado graso como el salmón y la exposición a la luz del sol.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones