Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un componente del té verde podría proteger frente al virus del sida

Para ello, esa sustancia debe ser previamente purificada e incorporada después a un microbicida vaginal

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 mayo de 2009
Un estudio del Instituto Heinrich-Pette de Virología Experimental e Inmunología de Hamburgo (Alemania) apunta a que las posibilidades de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) podrían reducirse gracias a un componente descubierto en el té verde. Para que esto sea posible, esta sustancia debe ser purificada e incorporada a un microbicida vaginal, detallaron los autores en la edición digital de la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences" (PNAS).

El equipo de Ilona Hauber muestra que la epigalocatequina-3-galata (EGCG), un componente orgánico del té verde, inhibe la formación de fibras del semen y elimina el efecto acelerante que estas tienen sobre la infección por VIH de las células. Y es que descubrimientos recientes han confirmado que las fibras de fragmentos de proteína que se forman en el semen pueden aumentar la frecuencia a la que el VIH infecta a las células.

Tras obtener EGCG purificado y los péptidos que se acumulan para formar las citadas fibras, los investigadores realizaron experimentos que mostraban que la EGCG evitaba que se formaran las fibras en el semen y descomponía las existentes. Los científicos también estudiaron cómo la ECGC afectaba a la entrada del VIH en las células T que habían sido modificadas para iluminarse por la infección. Los experimentos de control mostraron que las fibras aumentaban la tasa de infección y que la EGCG cancelaba dicho aumento.

No obstante, los autores de este estudio advirtieron de que la EGCG no está presente en concentraciones eficaces si se bebe té verde. De encontrarse una aplicación para la EGCG, ésta sería como componente de un microbicida, concluyeron los investigadores.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones