Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un equipo de investigadores concluye que la personalidad y el riesgo de sufrir ataques cardiacos no están relacionados

Una persona que se enfada con frecuencia no tiene mayor probabilidad de sufrir dolencias coronarias

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 1 septiembre de 2006
Un grupo de investigadores ha demostrado que no existe relación alguna entre personalidad y dolencias coronarias, según el nuevo estudio publicado en la edición de este mes de la revista "Public Library of Science Genetics".

Contrariamente de lo que se cree, tener un carácter iracundo no implica ser más propenso a sufrir un ataque al corazón, a pesar de que la mayoría de las dolencias cardiovasculares se sufren cuando se realiza un ejercicio físico extraordinario o cuando atraviesa una situación de tensión.

La investigación tranquilizará a los individuos con personalidad de tipo "A", que se caracteriza por la impaciencia, la competitividad y la tendencia al enfado. Tras analizar el estado de salud y el comportamiento de 6.148 personas, los científicos han concluido que aquellos sujetos a los que se les inflan las venas y se irritan en un acto cotidianos, como los atascos de tráfico, o cuando les llevan la contraria no tienen más riesgo coronario que las personas de carácter dócil. Goncalo Abecasis, profesor de la Universidad de Michigan e integrante del grupo de investigadores ha precisado que una persona "que se enfada más a menudo no tiene mayor probabilidad de sufrir un ataque al corazón".

Los científicos han comprobado que los genes que influyen en el comportamiento son distintos de los que conciernen a las funciones cardiovasculares, por lo que no hay vínculo biológico entre ambos.

La conclusión del estudio es que los genes concretan en un 80% la altura que alcanza un ser humano; en un 40%, el nivel de colesterol, y sólo de un 10 a 20% los rasgos de la personalidad, como la agresividad o la tendencia a ser ordenado.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones